.
.

MONUMENTO A ISABEL LA CATÓLICA - Madrid

Monumento a Isabel la Católica - Madrid


Localización del Monumento a Isabel la Católica El monumento a Isabel la Católica se encuentra en el Paseo de la Castellana, a la altura del Museo de Ciencias Naturales. Su ubicación es un tanto extraña. Seguramente por eso sea poco conocido incluso entre los madrileños, y prácticamente desconocido para los visitantes de Madrid. Un monumento de esta calidad merecería estar en un lugar más visitado y acorde con el tema tratado, como cualquiera de las plazas de la parte vieja de la capital y no frente a los Nuevos Ministerios. No creo que merezca menos la reina más importante de la Historia de España.

Monumento a  Isabel la Católica - Madrid
El monumento fue inaugurado en 1883 y realizado por el escultor catalán Manuel Oms y Canet. El bello grupo escultórico se encuadra en el romanticismo épico de esos cuadros historicistas tan de boga en aquellos años finales del siglo XIX.
Isabel la Católica - Monumento a Isabel la Católica - Madrid En el monumento a Isabel la Católica vemos a la reina montada en un brioso corcel de perfecta factura técnica. La reina es aquí representada cual española Juana de Arco, con la mirada perdida, casi en éxtasis y enarbolando la cruz que representa la Fe cristiana que la acompaño toda su vida y que la dio el sobrenombre de Católica.
La reina Isabel va acompañada por dos personajes. Un guerrero y un prelado. Ya sabemos que en la historia sobresalen los reyes y reinas como símbolo de una época. Pero a veces olvidamos a personajes históricos de gran importancia que, desde un honroso segundo plano, posibilitan los logros de los monarcas y las naciones.
Tal es el caso de estos dos personajes. El militar es el Gran Capitán, Gonzalo Fernández de Córdoba. Este noble andaluz, entró muy joven en la corte como paje del hermano de Isabel II. Su capacidad le llevó con el tiempo a ser el militar de más prestigio en la Europa del siglo XV, ganándose a pulso el sobrenombre con el que ha quedado reconocido en la Historia.
El Gran Capitán - Monumento a Isabel la Católica - Madrid
Lucho en la guerra civil que llevó a Isabel al trono de Castilla. Tuvo un papel protagonista en la Guerra de Granada (fue quien dirigió las negociaciones con Boabdid para la entrega de Granada) y culminó su carrera conquistando el reino de Nápoles para la Corona de Castilla. Reino de Nápoles del que llegó a ser virrey.
En el Monumento a Isabel la Católica se le representa gallardo, dirigiendo con la diestra firmemente el caballo de la reina y portando la espada desenvainada con la zurda. Al fin y al cabo el Gran Capitán fue el brazo armado de la naciente España. La ejecución técnica es excelente. Capa y adornada coraza visten elegantemente al guerrero que aquí desfila no como luchador, sino como vencedor. Así, es ilustrativa la manera de mostrar la espada. No la empuña para la lucha, sino que la expone como símbolo y herramienta de sus triunfos.
 
Cardenal Mendoza - Monumento a Isabel la Católica - Madrid Pero ¿quién es el curioso y algo tenebroso personaje que está a la derecha de la reina Isabel? Es el cardenal Pedro González de Mendoza, que entre otros cargos fue arzobispo de Sevilla y de Toledo. Pero no está aquí por ser un gran jerarca de la iglesia. No. Está aquí porque tal era su influencia en tiempo de los Reyes Católicos que se le llamaba “el tercer rey de España”.
Hombre de inteligencia excepcional, pasó de ser hombre de confianza de Enrique IV, hermano y enemigo de Isabel, a ser figura indispensable en la corte de los Reyes Católicos. Encumbró a los Mendoza, su familia, a puntos clave del gobierno y el ejército. Fue el teólogo y político principal del reino y participó también en campañas militares. De hecho se piensa que fue él quien izó el pendón de Castilla en lo más alto de la Alhambra de Granada tras la conquista del último baluarte musulmán en la península ibérica.
En la escultura se le representa con un libro en la mano, que simboliza su inteligencia y conocimientos (también fue un gran mecenas de la cultura y el arte) . Su cara no es como la del Gran Capitán, que parece la de una estatua clásica. En la cara del cardenal Mendoza, Oms y Canet ha buscado reflejar esa astucia que le llevó a ser un personaje fundamental en la Historia de España del siglo XV.
El monumento oficialmente se llamó “La apoteosis de Isabel la Católica marchando a la realización de nuestra unidad nacional”. Pero al observador atento puede que no se le escape un detalle. En el podio donde se levanta el grupo escultórico están representados los escudos de los reinos que con Isabel la Católica formaron España. Castilla, Aragón-Cataluña, León y Granada. Falta Navarra. Y no es un fallo del escultor. Es que Navarra no pasó a formar parte de Castilla hasta después de fallecida la reina Isabel. Navarra fue anexionada por Fernando el Católico en 1.512, veinte años después de la toma de Granada.
 

5 comentarios:

  1. Hola,

    Con todo lo que sabéis, seguro que no os importaría hacer algun tour guiado, que por supuesto salga de la normalidad, por eso, os recomiendo www.sherpandipity.com donde podéis crear vuestra propia experiencia, y enseñar vuestra ciudad a todo aquel que venga a conocerla.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. No fue para la Corona de Castilla para la que conquistó Nápoles, sino para la Corona de Aragón. Así como Aragón colaboró en la conquista de Granada para la Corona de Castilla, Castilla colaboró en la conquista de Nápoles para la Corona de Aragón.

    ResponderEliminar
  3. El Gran Capitán conquistó el Reino de Nápoles para los Reyes Católicos, para España, aunque es cierto que la campaña fue financiada por Castilla.

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho el post, una vista genial que no había tenido el placer de ver nunca, enhorabuena por el blog

    ResponderEliminar

Dos libros para conocer Navarra

La Guía arqueológica de Navarra nos acerca a la Prehistoria y a la época romana de Navarra. Cuevas donde habitaron los primeros navarros, monumentos megalíticos, villas y ciudades romanas desfilan por sus páginas facilitándonos un viaje al pasado de Navarra.
En 8 planes para conocer Navarra se plantean ocho propuestas donde visitaremos árboles monumentales, bosques excepcionales, seguiremos las huellas de dos de los más importantes reyes de Navarra y descubriremos algunos de los monumentos medievales más desconocidos de Navarra.