.
.

ESTATUA DE IGNACIO DE LOYOLA - PAMPLONA

Estatua de San Ignacio de Loyola - Pamplona

Localización Estatua de San Ignacio de Loyola - Pamplona La estatua de San Ignacio de Loyola está en la Avenida de San Ignacio a poca distancia del Palacio de Navarra (Diputación). Es un conjunto escultórico donde se recuerda uno de los hechos históricos más desconocidos de los protagonizados por el santo fundador de los Jesuitas.

En el monumento vemos a Ignacio de Loyola (1.491-1.556) representado malherido y asistido por otros tres soldados. El monumento se levanta en el mismo lugar donde cayó herido por una bala de cañón cuando luchaba en la Guerra de Navarra, en el año 1.521. El guipuzcoano, nacido en Azpeitia, era uno más de la guarnición castellano-vasco-beamontesa que defendía el castillo de Pamplona. El castillo, hoy desaparecido, se levantaba en el siglo XVI en el mismo lugar donde hoy está la escultura y la iglesia cercana. En 1.521 la fortaleza fue asediada por las tropas franco-agramontesas de los reyes Juan de Albret y Catalina de Foix en uno de los itentos de recuperar el trono de Navarra.

Grupo escultórico de San Ignacio de Loyola

La larga convalecencia de Ignacio tras esta herida, leyendo libros de contenido teológico, colaboró en buena medida al cambio de rumbo de su vida. Al año siguiente, en 1.522, se desprendería de sus ropas militares delante de la Virgen de Montserrat, en Cataluña, y empezaría su camino hacia la santidad. Santidad que llegaría en 1.622 con la canonización por el Papa Gregorio XV.

San Ignacio de Loyola Llaman la atención las monedas que a menudo podemos ver sobre el regazo del soldado herido. Son ofrendas de devotos al santo.

La escultura de Íñigo de Loyola es uno de los mejores monumentos conmemorativos de Pamplona. Es obra del escultor catalán Joan Flotats (1.847. -1.917), discípulo de los hermanos Vallmitjana, que junto con Mariano Benlliure fueron los escultores más renombrados de la época. La obra de Flotats obtuvo renombre en toda España y Sudamérica, colaborando en proyectos de importancia, como en varios edificios de Gaudí.

La escultura de Ignacio de Loyola es de un realismo sorprendente. Es un cuadro historicista convertido a las tres dimensiones. Sorprende el detalle de las ropas del santo, aquí representado como un soldado de familia noble. Todavía es joven y conserva una buena melena. En la iconografía habitual, en que se le representa como santo le solemos ver con una calvicie bastante avanzada.

San Ignacio de Loyola - Pamplona

Detalle del perro de la estatua de Ignacio de LoyolaLa condición militar de San Ignacio en el grupo escultórico queda representada por su casco, sostenido por el paje que cuida del herido. Un detalle suaviza el dramatismo del suceso. Es ese simpático perro que, a los pies de la camilla, mira al desfallecido santo.

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com

Localización estatua de San Ignacio de Loyola - Pamplona

Ir a: Estatua de San Ignacio de Loyola


Ver ESTATUA DE SAN IGNACIO DE LOYOLA en un mapa más grande 

- Estatua de San Ignacio de Loyola

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com

ESTATUA DE HEMINGWAY - Pamplona

Localización Estatua de Ernest Hemingway Estatua de Ernest Hemingway Junto a la plaza de toros de Pamplona encontramos a un gran aficionado a la fiesta taurina. Ernest Hemingway (1899-1.961) nos mira desde un busto de bronce situado sobre un bloque de granito. Luchó en las dos guerras mundiales, siendo herido en la primera y habiendo acabado, según sus propias palabras, con decenas de soldados nazis en la segunda. Tocó el violonchelo. Practicó el rugby y el boxeo. Trabajó de periodista y de corresponsal de guerra. Y acabó con su vida de un tiro de escopeta cuando el Altzeimer le daba sus primeros zarpazos. Pero de esta vida ajetreada y atormentada siempre sobresaldrán sus novelas. Su obra le hizo merecedor del premio Nobel de literatura en 1.954. El viejo y el mar y ¿Por quién doblan las campanas? son verdaderos clásicos de la literatura del siglo XX. Pero será su novela Fiesta, sobre todo cuando fue llevada al cine, la que ayudó a hacer a los sanfermines conocidos en todo el mundo. Los sanfermines no serían lo que son hoy, una de las fiestas más populares del mundo, si no fuera por el escritor americano.

Ernest Hemingway - Pamplona La novela Fiesta tiene inspiración autobiográfica. Y es que Hemingway era un enamorado de la fiesta de Pamplona. Disfrutó de los encierros, de las corridas de toros y del ambiente de las calles como un pamplonica más. Todavía hay gente, hoy mayor, que lo recuerda sentado en las terrazas de la Plaza del Castillo disfrutando de una, dos, tres o más bebidas, a las que también era bastante aficionado.

En agradecimiento a su contribución a la difusión de los sanfermines, se inauguró en plenas fiestas de 1968 su escultura. La escultura es del artista catalán Luis Sanguino que tiene obra repartida por España, Estados Unidos y México. Lo compacto de la escultura donde destaca la fortaleza del granito del pedestal es una perfecta alusión a su carácter duro, de quien ha visto muchas, quizás demasiadas cosas en sus tiempos de reportero de guerra. La postura de Hemingway recuerda a las tardes en la plaza de toros, con los brazos apoyados sobre la barrera, sin perderse ningún detalle de las muestras de valor que en cada pase daban los toreros, a los que tanto admiraba.

Es bastante habitual ver a compatriotas del escritor sacándose fotos junto a la escultura. Seguro que muchos de ellos no hubieran venido nunca a Pamplona sino hubiera sido por Hemingway y su amor a los sanfermines.

Turistas americanos junto a la estatua de Ernest Hemingway

A Hemingway le habría gustado su escultura. Sobre todo su ubicación, en la parte final del recorrido del encierro. De esta manera todos los años volverá a ver las carreras apresuradas de los mozos y a respirar ese ambiente que tanto le enamoró.

Su rostro es serio. Seguramente está esperando que llegue el 7 de julio, el bullicio y los toros para volver a sonreír.

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com

Localización estatua Hemingway - Pamplona

Ir a: Estatua de Hemingway


Ver ESTATUA DE HEMINGWAY - PAMPLONA en un mapa más grande 

- Estatua de Hemingway

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com

ESTATUA DE CARLOS III EL NOBLE - Pamplona

Estatua de Carlos III el Noble - Pamplona

Localización Estatua de Carlos III el Noble - Pamplona El centro neurálgico de la ciudad de Pamplona es la plaza del Castillo. Allí, cerca del Palacio de Navarra, encontramos la estatua del rey Carlos III el Noble. Reinó entre 1.387 y 1.425. Fue un rey ilustrado, amante del arte y de la paz. En el castillo-palacio de Olite dio muestras de su amor por la belleza al traer a Navarra a los mejores arquitectos y artesanos para su construcción y embellecimiento. Dejó de lado las veleidades belicosas de su padre, Carlos II el Malo, que dedicó los recursos del reino a infructuosas aventuras francesas. Carlos III se centró más en Navarra y en las relaciones con el resto de los reinos peninsulares.

Carlos III el noble - Plaza del Castillo - Pamplona No hay que confundirlo con el más conocido Carlos III, el rey Borbón del siglo XVIII, del que se decía “el mejor alcalde, el Rey”, por la manera en que embelleció y reformó Madrid. A Carlos III de Navarra también se le podría aplicar este dicho, ya que embelleció Pamplona con su Catedral y sobre todo favoreció la paz entre los vecinos de la ciudad.

En su faceta pacificadora es donde Pamplona le está especialmente agradecida. En 1.423 pone final a la lucha fratricida que los vecinos de la ciudad sostenían desde hacía más de dos siglos. Agrupados en los burgos de San Cernin, La Población de San Nicolás y Navarrería habían protagonizado episodios tan lamentables como la Guerra de la Navarrería, en 1.276, donde este burgo quedó destruido. Carlos III acabó con estas disputas promulgando el Privilegio de la Unión, poniendo así fin a la división municipal de los burgos de Pamplona. A partir de entonces se terminó con las “tres Pamplonas” cada una con sus propios intereses.

Carlos III y el Privilegio de la Unión - Pamplona Y en esta faceta de pacificador le representa el escultor Francisco López en la estatua de la plaza del Castillo. Es una de las últimas estatuas de Pamplona, inaugurada en el año 2.004, precisamente en el aniversario del Privilegio de la Unión. Dos años más tarde de pacificar los burgos falleció el rey. Sus restos reposan en la catedral gótica. La Catedral, que también mandó construir, es otro de los regalos que el rey amante del arte dejó para los pamplonicas. Francisco López se ha inspirado en la magnífica escultura gótica funeraria del rey que se encuentra en la nave central de la catedral. En la mano derecha porta el Privilegio de la Unión. Se le representa de forma realista, constituyendo un buen retrato del monarca que dio lo mejor que se puede dar a una ciudad: la paz.

Una placa de bronce en el pedestal de la estatua habla sobre el hecho por el que Carlos III merece ser recordado en el corazón de Pamplona:

CARLOS III EL NOBLE
REY DE NAVARRA
Otorgó a Pamplona el Privilegio de la Unión
el 8 de septiembre de 1.423
para que sus vecinos
pudiesen vivir en paz, tranquilidad
y concordia perpetua

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com

Localización estatua de Carlos III el Noble - Pamplona

Ir a: Estatua de Carlos III el Noble


Ver ESTATUA DE CARLOS III EL NOBLE en un mapa más grande 

- Estatua de Carlos III el Noble

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com

PUENTE MEDIEVAL DE FRÍAS - BURGOS

Puente de Frías - Burgos

Localización Puente medieval de Frías El puente de Frías es uno de los mejores puentes medievales de España. Se encuentra en las afueras de la bella ciudad burgalesa de Frías.

Destaca la hermosa estampa que el puente dibuja sobre el río Ebro. Se alza majestuoso sobre la lámina de agua que refleja la gran belleza arquitectónica del monumento.

Puente de Frías- Torre central Llama la atención que haya conservado la torre central. Antiguamente era habitual la existencia de estas torres en los puentes. Además de vigilar y controlar el paso de personas en momentos de guerra o peligro, se utilizaban como lugar donde se cobraba el peaje o pontazgo, un impuesto sobre el paso de personas y sobre el comercio de mercancías. Pocas torres de este tipo se han conservado hasta hoy. Muchas se desmocharon al desaparecer el cobro de estos impuestos. Por esto, el hecho de haber conservado la torre da especial valor al puente de Frías.

El puente mide 143 metros de longitud. Era uno de los pasos principales que unían la meseta con la costa norte. Por aquí pasó buena parte del transporte de lana que desde la meseta se dirigía hacia los puertos vascos para su comercio.

El origen del puente es la antigua calzada romana que pasaba por aquí atravesaba el río. Posteriormente, en la Edad Media, desde el siglo XIII, el puente fue modificado totalmente, aprovechando inicialmente los soportes romanos sobre el río. Lo que ha llegado hasta nosotros es completamente medieval.

Junto al puente hay una agradable área recreativa con sombra y mesas desde donde se tiene una excelente vista de monumento medieval.

Puente de Frias - Vista desde el área recreativa

Tras disfrutar del puente y del paraje de lo rodea no podemos dejar de visitar el pueblo de Frías, uno de los más bellos de Burgos.

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com

Localización Puente Medieval de Frías - Burgos

Ir a: Puente Medieval de Frías


View PUENTE MEDIEVAL DE FRÍAS - Burgos in a larger map 

Puente Medieval de Frías

IGLESIA DE LA VIRGEN DE RONCESVALLES

Iglesia de Santa María de Roncesvalles

Localización Iglesia de la Virgen de Roncesvalles La iglesia de Nuestra Señora de Roncesvalles es uno de los templos más interesantes de Navarra. Sus antiguos muros delimitan un lugar único.

Fue construida por mandato de Sancho VII el Fuerte (reinó entre 1194 y 1.234). El rey decidió la construcción de una iglesia muy especial. Para darnos cuenta de su importancia debemos trasladarnos al momento de su construcción y consagración. La iglesia se consagró hacia el año 1.220. Es la primera vez que en Navarra se veía un gótico tan puro. La iglesia de Santa María de Roncesvalles es la primera iglesia plenamente gótica que se construyó en Navarra y una de las primeras de la Península Ibérica.

Como el rey no tenía en Navarra arquitectos que dominaran este nuevo lenguaje artístico, dio el encargo a arquitectos franceses. Gentes que habían trabajado en el entorno parisino. Y le hicieron esta iglesia muy “francesa”. Tan francesa que es la iglesia gótica de más influencias francesas de la Península ibérica.

Si tomamos la planta de la iglesia de Roncesvalles y la comparamos con la zona del presbiterio y las naves inmediatamente adyacentes de la Catedral de Notre Dame de París veremos que la similitud es asombrosa. Es como si el corazón de Notre Dame hubiera volado desde el Norte de Francia y hubiera sido trasladado a este rincón del Pirineo navarro.

Cabecera de Notre Dame de París Planta de la iglesia de Roncesvalles

Las bóvedas sexpartitas se apoyan en columnas de diferente grosor. ¿La razón? El diferente grosor se debe a la diferencia de peso que tienen que aguantar, ya que es diferente el número de nervios de las bóvedas que recae en cada columna. Esta característica también es propia del primer gótico parisino.

Al observador atento no le pasará desapercibido que la primera columna de la izquierda según se entra al templo ha sido sustituida por un grueso pilar que perjudica el equilibrio estético de la iglesia. Es una modificación estructural posterior. La torre campanario fue un añadido posterior en el Torre campanario de la iglesia de la Virgen de Roncesvallestiempo, del siglo XV. El grosor del pilar se debe a la necesidad que aguantar las toneladas extras que peso que supuso la torre y que recaen en gran parte sobre este pilar. Otra curiosidad de esta torre es que está fortificada con matacanes. Roncesvalles está en zona de frontera y además la torre construida en periodo de disputas entre nobles de las facciones agramontesa y beamontesa. De ahí la habilitación de la iglesia con modificaciones que la convertían también en fortaleza.

La elevación de la nave central es otra muestra de la influencia del gótico del Norte francés. Es traslación de la terna arco-triforio-rosetón de la catedral de Notre Dame. Al ser la catedral de Notre Dame más alta se completa con un cuarto cuerpo de ventanal, aquí inexistente, pero la similitud entre los dos templos en la solución adoptada para lograr la elevación de la nave central, tan propia de la arquitectura gótica, es evidente.

La fachada es fruto de la restauración del siglo XX. La adorna un tímpano neogótico con Virgen sedente. El gran rosetón también es una incorporación moderna. La restauración de la iglesia no fue muy afortunada, ya que se usaron materiales modernos que enmascaran en parte la antigüedad del templo.

Tímpano de la iglesia de Santa María de Roncesvalles

San Veremundo - Iglesia de Roncesvalles Las vidrieras también son restauradas. Son de 1.940. Representan las del ábside escenas de la vida de la Virgen. En los rosetones de lo alto de la nave central está representada parte de la Letanía de la Virgen. En las vidrieras de la nave del Evangelio (izquierda según se entra), están San Agustín y San Miguel. En la nave de la Epístola vemos a San Fermín, patrón de Navarra y a San Veremundo, patrón del Camino de Santiago en Navarra. San Veremundo fue abad del Monasterio de Irache, uno de los primeros albergues del Camino de Santiago.

No podemos acabar la visita sin a la iglesia de la Virgen de Roncesvalles sin rodearla para ver su ábside desde el exterior. Allí disfrutaremos de la belleza arquitectónica de los contrafuertes que sustentan el ábside y que crean una muy interesante perspectiva con la mole de la torre de la Sala Capitular, hoy panteón del rey Sancho VII el Fuerte.

 Torre de la Sala Capitular - Panteón de Sancho el Fuerte Ábside de la Iglesia e Santa María de Roncesvalles

Al valor arquitectónico de la iglesia de Santa María de Roncesvalles se le unen otras circunstancias que hacen a este lugar único. Es también un lugar clave en el Camino de Santiago (ver artículo “Punto de inicio del Camino de Santiago”). También es el corazón espiritual del Pirineo Navarro, ya que es un santuario mariano de gran devoción en la montaña. Y la Virgen de Roncesvalles además de objeto último de esta devoción es la Virgen gótica de mayor calidad artística de Navarra (ver artículo “La Virgen de Roncesvalles”).

Por todo ello la iglesia de la Virgen de Roncesvalles es uno de esos sitios únicos donde concurre Arte e Historia con mayúsculas. Da lo mismo llegar a ella como caminante, viajero, turista, devoto o peregrino. Sus columnas, sus arcos, la luz tamizada por las vidrieras crean un espacio singular que llena el espíritu.

Más información sobre la iglesia de la Virgen de Roncesvalles

- La Virgen de Roncesvalles.

- Punto de inicio del Camino de Santiago.

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com

PUNTO DE INICIO DEL CAMINO DE SANTIAGO – Roncesvalles

Iglesia de la Virgen de Roncesvalles

Localización Punto de inicio del Camino de Santiago La iglesia Colegiata de la Virgen de Roncesvalles es un lugar único. No sólo por su valor artístico y por ser uno de los santuarios marianos principales de Navarra. También es importante en la Ruta Jacobea. Podemos considerarla el punto de inicio principal del Camino de Santiago.

El Camino de Santiago no tiene un único punto de inicio. Es más, hay muchos caminos de Santiago: el francés, el del norte, el aragonés, el primitivo, el del Ebro, etc. Pero de lo que no cabe duda es de que el Camino francés, el que pasa por Roncesvalles, es el que, con mucho, más millones de peregrinos han seguido a lo largo de la Historia, y también es el que más miles de peregrinos hacen cada año en la actualidad.

En la Edad Media, el inicio del camino estaba en la casa de cada uno cuando empezaba a dirigir sus pasos hacia Compostela.

Pero lo cierto, es que, a día de hoy, entre los peregrinos tanto extranjeros como españoles, se considera que uno tiene el Camino de Santiago hecho “completo” si empieza, al menos desde Roncesvalles. Parece que si comienzas en Pamplona, Logroño, Burgos o León o en cualquier otro punto del Camino te falta el tramo hasta Roncesvalles. Esto convierte a Roncesvalles en el punto de inicio principal del Camino de Santiago.

Y si afinamos un poco más en el pequeño pueblo del Pirineo que es Roncesvalles, podemos concretar más. Ese punto de inicio estaría ante el altar de la Virgen de Roncesvalles.

Iglesia Colegiata de la Virgen de Roncesvalles

Vamos a ponernos en el lugar de alguien que vaya a hacer el Camino de Santiago desde Roncesvalles. Llegará seguramente en el autobús que sube desde Pamplona a los que van a hacer el Camino. Reservará su plaza en el albergue y va a empezar a andar a la mañana siguiente, temprano. Pero no va a empezar el Camino cuando empiece a recorrerlo. Si sigue la tradición se hará peregrino esa misma tarde.

Todas las tardes del año, haya tres peregrinos como puede haber un cinco de enero, o haya más de doscientos como ocurre en agosto o septiembre, en la iglesia se hace la Misa del Peregrino. Es una misa normal, pero cuando acaba, el prior de la Real Colegiata, o uno de los canónigos, llama a los peregrinos asistentes para que se levanten de los bancos y se sitúen delante del altar para darles la Bendición del Peregrino. Esa es la primera vez que se les nombra como peregrinos y es el primer acto de la peregrinación. En ese momento, junto con otros peregrinos que vienen desde Francia, esas personas se convierten en verdaderos peregrinos.

El texto de la bendición es del siglo XI y se recita en la iglesia de la Virgen de Roncesvalles desde hace décadas. Las bendiciones que a lo largo del Camino reciben los peregrinos en otras iglesias son posteriores a la que inició en Roncesvalles uno de los pioneros de la atención del Camino de Santiago, el canónigo Don Javier Navarro.

Bendición de los peregrinos

En resumen:

- El Camino Francés es el más transitado desde hace siglos lo que lo convierte en el Camino principal.

- Hoy se considera haber realizado el Camino “completo” si se completa el trayecto entre Roncesvalles y Compostela.

- En la iglesia de Roncesvalles se celebra el tradicional rito de la Bendición de los Peregrinos, para muchos de ellos su acto primero como peregrino en el Camino de Santiago.

Conclusión:

Podemos considerar la iglesia de la Real Colegiata, la iglesia de la Virgen de Roncesvalles como el punto de inicio principal del Camino de Santiago.

Prueba de esta importancia es la celebración en la Iglesia de la Virgen de Roncesvalles en el año 2.010 de la inauguración oficial del Año Jacobeo. Aquí acudieron los príncipes (Felipe y Leticia) y los presidentes de las comunidades autónomas por donde pasa el Camino de Santiago. Bajo la atenta mirada de la Virgen de Roncesvalles dieron sus discursos sobre la Ruta Jacobea y la importancia histórica y actual del Camino de Santiago.

Santiago de la Iglesia de Roncesvalles En una de las capillas laterales de la iglesia hay una imagen de Santiago. No es especialmente bella, pero es la primera a la que le rezan los peregrinos de las muchas que se encontrará en los 790 kilómetros que les separan de Compostela.

Recuerda esto si eres peregrino o piensas serlo en el futuro. La hermosa Virgen de Roncesvalles, desde su bello templo del Pirineo Navarro, seguro que te ayudará en el largo caminar hasta Compostela. Lo lleva haciendo con millones de peregrinos desde hace siglos. Muchos han partido, hoy mismo, tras haber recibido la Bendición de los Peregrinos en la iglesia de la  Colegiata. Si empiezas en Roncesvalles, no olvides tu cita con la Virgen. Es, como se dice, empezar con buen pie. La Bendición no te pesará en la mochila y te aligerará el alma…

Para saber más sobre la Virgen de Roncesvalles:

- La Virgen de Roncesvalles

Para saber más sobre el valor arquitectónico de la iglesia:

- Iglesia de la Virgen de Roncesvalles

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com

ERMITA DE LA VIRGEN DEL PUY - Mallén

Virgen del Puy - Mallén

Localización Ermita de la Virgen del Puy - Mallén A las afueras de Mallén, localidad aragonesa de algo menos de 4.000 habitantes, encontramos uno de esos rincones agradables, llenos de paz en estos tiempos de preocupaciones. A un kilómetro del casco urbano está uno de esos lugares que ayudan a reflexionar, a descansar (tanto la mente como el cuerpo), a buscar esa unión tan olvidada con el espíritu y la naturaleza. Es la Ermita de la Virgen del Puy.

La Ermita, construida en ladrillo, ese material tan apegado a la tierra, pobre y austero, tan típico de estas tierras aragonesas, se integra perfectamente en el entorno. La Ermita de la Virgen del Puy no es especialmente valiosa desde el punto de vista artístico. Fue construida en el siglo XVIII (1.751). En su interior está la Virgen del Puy, una curiosa imagen donde parece que el Niño y la Virgen son un solo cuerpo. De gran encanto es la leyenda que rodea a esta virgen. La devoción de la Virgen del Puy es francesa. Habría sido traída al pueblo por dos peregrinos que habían visitado a la Virgen de Le Puy, en Francia para hacer rogativas contra una sequía que estaba acabando con el pueblo. A los labradores-peregrinos se les apareció la Virgen y les dijo que volvieran a Mallén y que hendieran la tierra con sus bordones. De allí saldría agua suficiente para paliar las necesidades del pueblo. Así lo hicieron.

Ermita de la Virgen del Puy - Mallén

Manantial de la Virgen del Puy - Mallén ¿Dónde está la fuente de la Virgen del Puy? A pocos metros de la ermita está el manantial, hoy cubierto con una caseta ya que el agua se utiliza para llenar el depósito de agua potable de Mallén en épocas de estío. Nunca ha dejado de manar, ni siquiera en los años de mayor sequedad.

La Virgen del Puy - Mallén No sería de extrañar que el manantial ya tuviera culto como lugar sagrado en tiempos prehistóricos (recordemos que el poblado de la Edad del Hierro del Alto de la Cruz se encuentra a escasos kilómetros de Mallén). El culto a manantiales en tiempos antiguos es algo ampliamente acreditado. La existencia de la leyenda y la posterior construcción de la ermita, sería la culminación de la cristianización de un primitivo lugar de culto pagano.

 

Hoy parece que la naturaleza bebe de ese agua sagrada que mana cerca de la ermita. Al agradable paseo de plátanos de sombra que lleva a la ermita desde el pueblo y que muchos paisanos recorren a menudo en los atardeceres, se suma un tranquilo parque que rodea el templo. Destaca, junto a la caseta del manantial, un magnífico ejemplar de álamo blanco, con un tronco de varios metros de perímetro.

Álamo centenario - Ermita de la Virgen del Puy - Mallén A la sombra del centenario álamo podemos pensar en la importancia del agua como fuente de vida, en las devociones antiguas, en las hermosas leyendas…

 

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com

Localización de la Ermita de la Virgen del Puy - Mallén

Ir a: Ermita de la Virgen del Puy

 
Ver ERMITA DE LA VIRGEN DEL PUY. Mallén en un mapa más grande

 

Ermita de la Virgen del Puy

Dos libros para conocer Navarra

La Guía arqueológica de Navarra nos acerca a la Prehistoria y a la época romana de Navarra. Cuevas donde habitaron los primeros navarros, monumentos megalíticos, villas y ciudades romanas desfilan por sus páginas facilitándonos un viaje al pasado de Navarra.
En 8 planes para conocer Navarra se plantean ocho propuestas donde visitaremos árboles monumentales, bosques excepcionales, seguiremos las huellas de dos de los más importantes reyes de Navarra y descubriremos algunos de los monumentos medievales más desconocidos de Navarra.

Datos personales

Mi foto
Historiador y guía turístico. Autor de "Guía arqueológica de Navarra", "8 planes originales para conocer Navarra" y coautor de "Cuando las cosas hablan". Colaborador de las revistas "Conocer Navarra" y "Pyrenaica". Youtuber con más de 1.000 vídeos de contenido cultural. He publicado más de 300 rutas senderistas en la red con más de 2.700 kilómetros de recorridos.