.
.

CASTILLO DE GARAÑO


El Castillo de Garaño es uno de los castillos más antiguos del reino de Navarra. Se encuentra a 15 km de Pamplona en el valle de Ollo y cerca del pueblo de Egillor.
Visitar el Castillo de Garaño es recordar momentos importantes y conflictivos de la historia de Navarra. Ya en la antigüedad la fortaleza estaba cerca de la calzada romana que unía Burdeos con Astorga. La situación del castillo de Garaño es muy importante para el control del territorio. Controla el valle del río Arakil y también el estratégico paso de Oskia. El paso de Oskia es una de las entradas por el noroeste a la Cuenca de Pamplona. Da acceso por tanto a la capital del viejo reino.
Esta ventaja estratégica que ofrece el redondeado y prominente cerro testigo donde se alza el Castillo de Garaño ha hecho que en todo tiempo haya sido posición deseada por cualquiera que quisiera dominar la Cuenca de Pamplona.
Castillo de Garaño. Muralla y torre.

El castillo se alza en el cerro Gaztelu, Gaztelu significa castillo en euskera. El monte Gaztelu alcanza los 591 metros de altura. Su posición solitaria y preeminente sobre su entorno inmediato hace que desde el castillo se tenga una amplia panorámica y control visual del Valle de Ollo. El castillo llegó a ser la cabeza administrativa del Valle de Garaño que era la parte más oriental del actual Valle de Ollo.
Cerro testigo donde se encuentra el castillo de Garaño

La primera ocupación de este cerro se remonta a la Edad del Bronce y la Edad del Hierro, como acreditan las cerámicas que se han encontrado en su cima y laderas. Seguramente en el cerro existió un castro (poblado fortificado en altura) hace más de 2000 años tal como refiere el profesor Javier Armendáriz Martija en su obra “De aldeas a ciudades. El poblamiento durante el primer milenio a.C. en Navarra”. Hoy no queda nada de las estructuras de este castro protohistórico. Con toda probabilidad se aprovechó la piedra de los muros del castro para la construcción del castillo medieval.
Se cree que este castillo ya era importante en tiempos de la invasión musulmana. Hay quien piensa que sería la fortaleza de Sajrat Qais tomada por los musulmanes del califa Abderramán. Posteriormente en la guerra de la Navarrería en 1276 el castillo fue asediado y tomado por las tropas afines a Francia tal como comenta Guillermo Anelier en su obra “La Guerra de la Navarrería”.
Los momentos históricos del Castillo de Garaño se suceden. Tras musulmanes y franceses fueron los castellanos los que sumaron cicatrices a los recios muros del castillo. El castillo fue asediado y en gran parte destruido en el año 1378, en una de las guerras de Navarra contra Castillla.
En la conquista de Navarra por Castilla de 1512 las tropas del Duque de Alba se hicieron con el castillo. Pocos años después los soldados de Juan de Albret, el rey navarro destronado por los castellanos, volvieron a tomar el Castillo de Garaño como lugar de apoyo en el asedio de Pamplona que luego resultó fracasado.
El fin del Castillo de Garaño estaba cerca. Parece que fue una de las fortalezas que se mandaron demoler por Castilla para mejorar el control del reino de Navarra.
Muralla del Castillo de Garaño

No sólo fue el hombre el que con sus guerras atacó al Castillo de Garaño. En 1347 el viento destrozó la cubierta de la torre principal. En 1369 unas fuertes lluvias provocaron un deslizamiento e tierra que arrastró parte de la muralla inferior y acabó con la vida de un vecino del pueblo. Tras el viento y el agua fue un rayo, en 1390 el que quemó la torre principal y otro rayo en 1405 destruyó una de las cubiertas.
El tiempo hizo el resto. Poco a poco, tras la destrucción y abandono del castillo, fue la vegetación la que acabó de ocultar las pocas estructuras del castillo que quedaban a la vista. Y la falta de interés por el pasado del hombre terminó relegando al castillo al olvido.
Pero la suerte del Castillo de Garaño iba a cambiar. En 1996 comenzaron las excavaciones arqueológicas en el castillo. Estas excavaciones y sobre todo el amor a la conservación del patrimonio histórico de muchos voluntarios y vecinos del valle han conseguido sacar a la luz los restos del doble recinto amurallado que rodeaba una torre central. Esta torre principal, hoy recrecida con la restauración, es el resto más antiguo del castillo. En su origen el Castillo de Garaño debió ser un atalaya de vigilancia. Posteriormente se fortificó con un doble recinto amurallado situándose las dependencias y casas entre estos dos recintos defensivos.
Torre principal del Castillo de Garaño
Hoy gracias a la excavación arqueológica y a la consolidación de los restos encontrados, podemos disfrutar de este castillo antiguo. Sus muros sufrieron muchos ataques a lo largo de la historia. Pero ha sido la dejación del hombre moderno lo que lo llevó a la ruina. Afortunadamente esto se ha corregido e incluso se ha señalizado desde el pueblo de Eguillor un corto recorrido senderista de 1.9 km. que facilita la visita al Castillo. Además de postes indicativos se ha construido en la zona más escarpada de acceso al castillo una escalera con barandilla que facilita mucho el acceso a la cima del cerro y la visita de los restos del castillo medieval.
Indicación a la ruta del Castillo de Garaño

Además de los restos de la torre principal y de las murallas de la anciana fortaleza disfrutaremos de una hermosa panorámica del entorno, Destaca el paso de Oskia, esa puerta de entrada a la Cuenca de Pamplona. Al paso de Oskia debieron mirar a menudo con desconfianza los vigías de la fortaleza ante los enemigos que por allí se acercaran a amenazar Pamplona. Quizás también desde la altura del monte Gaztelu, rodeados de estos muros del Castillo de Garaño que fueron tan castigados, podemos imaginarnos los asedios, las luchas, los gritos, el miedo y la valentía de los que defendieron o atacaron esta fortaleza.

Lo que ha llegado hoy hasta nosotros no es un imponente castillo. Pero estas ruinas, hoy cuidadas y puestas en valor, son pura historia de Navarra.
Bibliografía:
- Sociedad Elkartea: "Garaño" 2007
- Armendáriz Martija, Javier: “De aldeas a ciudades. El poblamiento durante el primer milenio a.C. en Navarra” 

ASPE Recorrido monumental 1/2


Aspe es una población alicantina de la comarca del Medio Vinalopó que se encuentra a tan sólo 22 kilómetros de Alicante. Aspe ofrece un interesante recorrido que nos puede llevar dos o tres horas de duración donde visitaremos jardines, veremos un interesante museo, disfrutaremos de monumentos de diferentes épocas, recorreremos un barrio estrechas callejas heredadas de tiempos musulmanes y también visitaremos un bonito paraje donde tendremos una gran panorámica de la ciudad. Una excelente y entretenida manera de pasar una mañana o una tarde.

- Mapa y soporte gps del recorrido monumental por Aspe



Podemos dejar el coche junto al parque Cronista Juan Pedro Asencio, dedicado a un gran historiador y amante de Aspe. El parque es uno de los más modernos de la ciudad. Aquí no encontraremos ningún problema para dejar el coche. Además no es zona azul.
Desde aquí nos dirigiremos hacia el centro de Aspe que está a tan solo cinco minutos andando. El primer punto de interés es el parque Doctor Calatayud, el más antiguo en la ciudad. Se encuentra junto al Mercado Municipal. En el parque destacan los bellos ejemplares de palmera canaria y su bonita fuente central.
Fuente del Parque Doctor Calatayud

El mercado llama la atención por su curiosa arquitectura neomudéjar.
Mercado de Aspe

Ayuntamiento
La siguiente parada es en la Plaza Mayor, centro urbano e histórico de Aspe. Esta plaza es el corazón de la ciudad. Allí se encuentra el Ayuntamiento, edificio antiguo sobre arcadas al que se ha adosado un nuevo edificio para ampliar las instalaciones municipales.
Basílica de la Virgen del Socorro 
En la Plaza Mayor también está el monumento principal de Aspe: la Basílica de Nuestra Señora del Socorro. La portada de la iglesia crea un hermoso contraste con la poderosa mole de la construcción pétrea de la gran iglesia. A la simplicidad de los muros lisos de la iglesia se opone la complicada y lujosa decoración de la portada que está coronada por uno de las trabajos escultóricos mejores del barroco de Alicante: una imagen de Nuestra Señora del Socorro que está atribuida a Nicolás de Bussi, aunque también hay quien cree que pueda ser obra de uno de sus discípulos.

En el interior de la iglesia destaca el retablo del altar mayor también presidido por una gran estatua de la Virgen del Socorro. Junto a la iglesia hemos de visitar la capilla de la comunión, más antigua todavía que la iglesia y parece ser que es parte de la primera iglesia de la localidad.
También en la plaza se encuentra el Casino, uno de los edificios con más sabor modernista de Aspe.
Lo siguiente que haremos es internarnos en el pequeño laberinto de callejuelas que se encuentran cerca de la iglesia y que son herencia del antiguo pasado musulmán de la ciudad de Aspe. En una de estas callejuelas se encuentra la oficina de turismo por si necesitamos algún tipo de información para mejor organizar nuestra visita. Todavía nos queda mucho que ver en Aspe.

- Continuación: Aspe. Recorrido monumental 2/2

ASPE. Recorrido monumental 2/2

- Anterior:  ASPE. Recorrido monumental 1/2

Si tenemos poco tiempo tras visitar las callejuelas de sabor morisco del Aspe antiguo volveremos de nuevo hacia la Plaza Mayor para visitar el cercano Museo Histórico de Aspe. Pero aquí propongo un paseo no muy largo que nos va a llevar a las afueras de Aspe para tener la mejor panorámica de la ciudad y visitar uno de sus parajes más encantadores. Si seguimos esta segunda opción nos dirigiremos entre calles hacia el este de la localidad.
Siguiendo el viacrucis llegaremos a la ermita de la Santa Cruz. Es una más de las ermitas de la localidad, pero la más interesante por su ubicación en un cerro con las mejores panorámicas de Aspe.



Volvemos desde la ermita hacia el centro urbano para acercarnos a la Fuente de la Peña. Es una fuente antigua de tres caños con un abrevadero cercano, que nos recuerda las antiguas actividades ganaderas de la villa.
La Fuente de la Peña se encuentra junto al Teatro Wagner que recuerda el auge industrial y comercial de la ciudad de Aspe del siglo XIX. Junto a la fuente y al teatro Wagner está el Auditorio Alfredo Kraus, moderna construcción a cielo abierto que se utiliza para muchos actos estivales.

Auditorio Alfredo Kraus
El perro Tarzán
Allí encontramos una curiosa y, hay que reconocerlo, poco agraciada escultura de un perro que está dedicada a un perro llamado Tarzán al que los habitantes de Aspe tenían especial cariño. Esto le hizo merecedor de ser recordado en piedra. Seguramente habrá más estatuas dedicadas a perros, pero está es la única que conozco. Buena ocasión para poner en los comentarios si conoces otras estatuas de perros.
Desde el teatro Wagner bajaremos hacia el cauce del rio Tarafa que generalmente es una rambla seca. Hoy se ha convertido en un lugar de esparcimiento recuperado para Aspe, con un sendero que recorre el cauce.
Siguiendo el cauce del Tarafa llegaremos al castillo de Aljau. Es uno de los tres castillos que defendían Aspe y que están reflejados precisamente en el escudo de la ciudad. Los arqueólogos han sacado parte de varias dependencias y de la muralla. El castillo de Aljau se encuentra junto al puente principal que cruza el río Tarafa. Seguramente en la Edad Media en el lugar donde está el puente moderno habría otro puente y el castillo precisamente defendía este acceso a la ciudad.



Restos del Castillo de Aljau


Cerámicas antiguas del Museo de Aspe
Acabaremos este recorrido monumental visitando el interesantísimo Museo Histórico de Aspe. El museo se encuentra a pocos metros del puente y de los restos arqueológicos del castillo de Aljau en un antiguo palacete. En el museo no sólo podremos ver piezas arqueológicas encontradas en el castillo de Aljau. También hay una buena colección de otros yacimientos arqueológicos del municipio de Aspe. Por ejemplo del Castillo del Río y de las terrazas de la Coca junto al río Vinalopó. En este enlace tienes una ruta senderista que visita estos enclaves arqueológicos.



El Museo Histórico es además un museo etnográfico dónde podemos ver instrumentos y enseres antiguos que recuerdan la antigua vida que llevaron los habitantes de Aspe.

- Mapa y soporte gps del recorrido monumental por Aspe

© Julio Asunción

HUARTE Recorrido monumental

Parque Mokarte

Huarte es una de las localidades con más población de Navarra. Se encuentra junto a Pamplona. De hecho muchos huartearras trabajan en Pamplona.
Aunque Huarte no suele ser visitada por los turistas que visitan Navarra, la localidad tiene un interesante patrimonio y sobre todo una de las mejores esculturas de toda la Comunidad Foral.


En este enlace tienes el mapa del recorrido propuesto y la posibilidad de bajarte el track para gps.
´- Mapa y sopote gps del recorrido monumental de Huarte.
Empezaremos la visita a Huarte en el parque Mokarte, donde encontraremos la primera sorpresa que nos ofrecerá Huarte. El parque se inauguró en el año 2005. Lo que hace a este parque singular son las esculturas talladas en troncos de árboles que murieron y que de esta manera artística han quedado perpetuados. Hoy son unos huartearras más. Las esculturas son obra del artista Julio Urdin y son un homenaje a los antepasados. Es muy curioso el contraste entre los modernos edificios que rodean la plaza y estás esculturas, que aunque también modernas, son reflejo de creencias, ritos y valores ancestrales.
Después de ver las esculturas del Parque de Mokarte, nos acercaremos a la cercana iglesia de San Juan. Por fuera es una iglesia de arquitectura muy sobria. Lo más interesante está en su interior. La iglesia de San Juan Evangelista cuenta con un interesante retablo renacentista y una valiosa pila bautismal. Pero la verdadera joya del patrimonio de Huarte es una de las imágenes más importantes de Navarra: la Virgen Blanca o Virgen de Huarte. La Virgen de Huarte una joya del gótico hecha en alabastro que se trajo desde París en el siglo XIV. Más información sobre la Virgen de Huarte en este enlace.

Saliendo de la Iglesia nos encontramos en la plaza principal de Huarte, su centro neurálgico. Ahí está el Ayuntamiento. Seguramente nos llamará la atención la torre que se eleva en una de las esquinas del edificio. Tiene la curiosidad devque se hizo algo más alta que el campanario de la iglesia para simbolizar que en Huarte el poder civil está por encima del poder eclesiástico.
Tras visitar la plaza nos perderemos por el barrio de San Esteban, la parte más antigua de Huarte. Allí encontraremos algunas casonas antiguas, algunas decoradas con blasones.
También destacable en el callejeo por las calles de Huarte es el arte urbano de sus murales que ocupan las paredes de varios de sus edificios. Son murales de varios metros de altura que no nos dejarán indiferentes.
Desde el barrio de San Esteban nos acercaremos al río. De camino nos sorprenderán las huertas que todavía se conservan entre el río y el caserío de la localidad.
Una vez junto al río disfrutaremos de la naturaleza en el Parque Fluvial del río Arga y llegaremos a la cascada del Molino, un salto de agua qué es uno de los enclaves naturales más interesantes Huarte.

Volvemos a la calle principal del pueblo y la recorremos hasta su final dónde se encuentra el Centro de Arte Contemporáneo que podremos visitar. Quizás lo más interesente de este museo sea su moderna y vistosa arquitectura ya que lo cierto es que este museo nunca ha acabado de despegar y es escaso su número de visitantes. Quizás se deba a que en lo que arte contemporáneo se refiere en Navarra son el Museo de la Universidad de Navarra y el cercano Museo Oteiza los que han atraído la atención de los amantes del arte de las últimas décadas.
Centro de Arte Contemporáneo

Junto al Centro de Arte Contemporáneo también es interesante el humilladero junto al cual veremos un olivo centenario que se merece un vistazo.
Bajando la cuesta hacia el río desde el humilladero podemos enlazar de nuevo con el parque fluvial del Arga tras cruzar un puente medieval. Junto al puente veremos una curiosa inscripción que recuerda a un hombre que murió en el lugar al caer del caballo.

Una vez cruzado el puente hacia la izquierda, a pocos metros tenemos un área deportiva y un área recreativa con barbacoas donde quizá nos apetezca acabar nuestra visita de esta interesante localidad de la Cuenca de Pamplona.


© Julio Asunción

ELDA. Recorrido monumental

Iglesia de Santa Ana
Elda es una importante ciudad industrial del Valle del Vinalopó. Está en la provincia de Alicante. Tiene más de 50.000 habitantes. Su actividad principal y tradicional ha sido la elaboración del calzado que desde la localidad se vende en muchos puntos de España y del extranjero. Igual no te habrás dado cuenta, pero seguramente algún zapato o calzado deportivo que hayas usado o que igual ahora lleves puesto haya sido fabricado en Elda. Pero Elda también nos ofrece plazas, paseos y monumentos que nos harán pasar unas agradables y entretenidas horas.

- Mapa y soporte gps del recorrido monumental por Elda.
Los monumentos principales del casco urbano de Elda son la Iglesia de Santa Ana y el castillo. El castillo medieval de Elda poco a poco está siendo puesto en valor ya que gran parte de su piedra fue utilizada en el siglo XIX para hacer un puente sobre el Vinalopó.

Castillo de Elda
Pero realmente el que podemos considerar el monumento principal del municipio de Elda por su gran importancia histórica es un yacimiento arqueológico, el Monastil, que se encuentra a las afueras de la ciudad, en la parte más occidental de la sierra de la Torreta.

El Monastil
El Monastil fue ocupado durante muchos periodos de la antigüedad, si bien durante el período ibérico y romano fue cuando tuvo más relevancia. Puede visitarse solicitándolo al Museo Arqueológico de Elda.

Una de las vitrinas del Museo Arqueológico de Elda
Para darnos cuenta de la importancia que tuvo este yacimiento arqueológico nada mejor que visitar el Museo Arqueológico de Elda, que está en la antigua Casa de Cultura. En el museo además de muchas piezas procedentes de El Monastil, podremos bucear en la historia más antigua de Elda ya que también se guardan importantes sus colecciones de la Edad del Bronce procedentes de enterramientos en cuevas o covachas de la zona. Muy importante es el enterramiento infantil del Monte Bolón, inhumación de un niño de 3 años encontrado en una covacha cuya importancia radica en la estupenda conservación de material textil: una cesta de esparto sobre la que se encontraba el cadáver y restos de un sudario de lino. Para saber más sobre el museo y el enterramiento puedes consultar estos enlaces:

- Museo Arqueológico de Elda
- Enterramiento infantil del Monte Bolón.
Casa Grande del Jardín de Música
Tras recorrer las colecciones arqueológicas del Museo Arqueológico de Elda, podemos acercarnos a la cercana plaza del mercado, plaza muy concurrida en cuyo centro se encuentra un monumento a Canalejas. También merece la pena ver la Casa Grande del Jardín de Música uno de los edificios civiles más relevantes de Elda enclavado en un bonito y recoleto parque.
Ayuntamiento

Podemos acabar la visita paseando por la moderna y espaciosa Plaza Mayor o visitando la plaza del Ayuntamiento, o el Museo del Calzado.
Plaza Mayor de Elda



En el recorrido por las calles de la ciudad nos encontraremos con esculturas relacionadas con el mundo del calzado, que hacen honor a la actividad que tanto ha supuesto en el progreso de Elda.

Si todavía queremos más, nada mejor que acercarse a los Jardines del Vinalopó. Es una tranquila zona verde que se dispone a ambas márgenes del río Vinalopó y que atraviesa la población por el este.


Además desde Elda podemos hacer interesantes excursiones senderistas. He aquí algunas propuestas:
-Sierra de la Torreta, donde se encuentra El Monastil y una torremedieval.
- Monte Bolón
- Sierra de Camara con sus yacimientos arqueológicos de Camara y Abrigo de la Sangre.
- Sierra del Cid. Cima más elevada de la zona.
- Pantano de Elda. Uno de los más antiguos de Europa

© Julio Asunción



ELDA. Mapa del recorrido monumental y soporte gps.

- Recorrido monumental por Elda.

En este mapa tienes la ruta que seguí en Elda y que te puede ser útil para visitar sus monumentos y plazas principales. Además te incluyo un enlace a Wikiloc desde donde te puedes bajar el track para seguirlo por gps o aplicación de smartphone.

- Soporte gps del recorrido monumental por Elda en Wikiloc.



© Julio Asunción






CREVILLENTE Recorrido monumental (1/3)



Crevillente es una localidad de 28.691 habitantes (2016) que está a 31 kilómetros de Alicante y a tan sólo 7 km. De Elche. Se encuentra junto a la Sierra de Crevillente que es parte importante del patrimonio natural de la villa. Crevillente no es un lugar muy visitado por los turistas que llegan a la Costa Blanca que van buscando preferentemente las localidades costeras Benidorm, Villajoyosa, Guardamar, Torrevieja, Denia, Javea o Santa Pola, Pero Crevillente bien merece una visita debido a sus museos, su patrimonio y su entorno natural.

Mapa y soporte gps del recorrido monumental en Crevillente.

El coche lo podemos dejar en una zona de aparcamiento gratuito que se encuentra, en la Rambla del Castellar, junto al gran obelisco de cristal azul esmaltado de más de 30 metros de altura que es el primer monumento destacable de la localidad. Desde el obelisco visitaremos la cercana plaza de la Comunidad Valenciana, donde se encuentra la estatua del rey Jaime II el Justo, obra en bronce de Miguel Ruiz Guerrero. Este artista también es el que diseño el obelisco.
Nos dirigiremos después hacia el casco antiguo de estrechas calles de influencia morisca. De camino hacia el centro urbano pasaremos junto al mercado municipal. La torre que hay en el mercado es la llamada Torre Vieja, que es lo que ha quedado de la iglesia más antigua localidad. Seguiremos hasta el corazón de la villa que es dónde se encuentra la plaza principal y la Iglesia. La iglesia de Nuestra Señora de Belén es la más grande el de la diócesis de Orihuela. Fue inaugurada en 1829. 
No podemos perdernos las tallas de Mariano Benlliure que se guardan en su interior, incluyendo una a la patrona de Crevillente: la Virgen del Rosario. Aunque la más destacable de las tallas de Mariano Benlliure que encontramos en la iglesia es el grupo de San Juan y las tres Marías, una de las mejores obras religiosas de Benlliure. Cerca de la plaza de la iglesia está la oficina de turismo donde nos podrán dar un plano de la localidad. Desde la plaza de la iglesia sólo tendremos que andar un centenar de metros para llegar a la plaza del Ayuntamiento con su curiosa fachada de cierto aspecto modernista. Cerca del ayuntamiento esta la estatua del Xiquet Menao, que tiene la curiosidad de conjuntar una estatua de un niño con una rueda de madera real, que es más habitual ver en un museo etnográfico y que recuerda los trabajos del pasado. La escultura también es de Miguel Ruiz Guerrero cuyo trabajo sin duda ha hecho más interesante y amena la visita a Crevillente.
Volvemos a la plaza de la iglesia para desde allí acercarnos a tres de los museos de Crevillente que se encuentran muy cerca de la iglesia. Los museos son parte muy importante del patrimonio de Crevillente. De ellos hablaremos en la segunda parte de este artículo.
Continuación: Museos de Crevillente.

MUSEOS DE CREVILLENTE Recorrido monumental de Crevillente (2/3)

Para seguir el recorrido monumental por Crevillente puedes consultar primero este enlace:
Crevillente cuenta con interesantes museos. Además son muy diferentes entre sí y guardan importantes muestras de pintura, escultura, artes decorativas y arqueología.
Galería de retratos del Museo Mariano Benlliure
El Museo Benlliure está dedicado al gran escultor valenciano, uno de los mejores escultores españoles de todos los tiempos. Es el único museo monográfico de Mariano Benlliure que existe. Ofrece una excelente muestra de escultura civil y religiosa con una exposición de retratos muy interesante.
Uno de los pasos de Benlliure
En Museo de la Semana Santa se exponen la mayor parte de los pasos de Semana Santa. Allí encontraremos muchas obras de gran calidad, varias del maestro Benlliure.
La Semana Santa crevillentina que está declarada Bien de Interés Cultural. Además en sí mismo el edificio del museo es digno de verse. Los pasos están distribuidos en varios pisos con un gran montacargas que baja los pasos cuando llega la Semana Santa. Esto nos permite ver los pasos desde muchas perspectivas, incluso desde arriba, permitiendo apreciar las obras de arte de la mejor manera posible. En este aspecto y también por la calidad de las esculturas, el Museo de Crevillente es uno de los mejores de España.

Muy cerca del Museo de Semana Santa, en la sede de la compañía electrica de la localidad está el museo Julio Quesada, dedicado a uno de los mejores acuarelistas del siglo XX. Allí podremos ver buena parte de su obra: retratos, paisajes, escenas costumbristas, etc.

Seguimos el recorrido alejándonos ahora del centro del casco urbano para dirigirnos al Parque Municipal. Perfectamente integrada en el parque está la Casa Museo Municipal. Allí se encuentra el Museo Arqueológico con algunas piezas de gran interés, como las matrices de joyero orientalizantes o el material recogido en la Peña Negra uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la protohistoria de levante peninsular.


En el museo también podemos ver salas dedicadas a crevillentinos prominentes y recorrer varias salas que nos trasladaran en el tiempo a principios del siglo XX ya que están decoradas con muebles y enseres de la época, de cuando la Casa-Museo era un palacete de una familia importante de Crevillente. De hecho, el parque municipal eran terrenos de la casa.

CREVILLENTE Recorrido monumental (3/3)

Para seguir el recorrido monumental por Crevillente desde el principio puedes consultar primero este enlace:
Tras visitar el parque municipal sólo tendremos que cruzar una calle para llegar a la Plaza de España. La plaza se creó sobre el solar donde hubo una antigua fábrica de alfombras, lo que nos recuerda la importancia histórica y actual que tiene la industria de las alfombras en Crevillente. Crevillente es llamada la ciudad de la alfombra. Allí, en la Plaza de España se encuentra la bella crevillentina, escultura que así he bautizado al desconocer su nombre oficial. La escultura que representa a la ciudad de Crevillente es obra de Miguel Ruiz Guerrer0. Una hemosa joven desnuda se alza sobre sobre un pedestal de 12 metros de altura cuyo capitel está cubierto con una alfombra que hace referencia a la importancia de la industria de la alfombra en la ciudad. En su mano porta la bola del mundo haciendo referencia a la fama que sus alfombras han dado a Crevillente en el exterior. En su otra mano porta dos banderas que representan la hermandad entre la Comunidad Valenciana y España.



Por último podemos acercarnos a los barrios altos de la ciudad donde veremos curiosas casas-cueva. Sólo queda volver al coche junto al Obelisco. La visita a la ciudad se puede completar con una de las muchas rutas senderistas que recorren la sierra de Crevillente. Muy recomendable es acercarnos al paraje de Els Pontets, donde podremos ver un acueducto antiguo y los restos de una red de canales excavados para llevar agua de tiempos musulmanes.

Els Pontets
La sierra de Crevillente es un interesantísimo espacio natural e histórico. Varios yacimientos arqueológicos importantes están en la sierra de Crevillente, como la Ratlla del bubo, la cueva del Xorret, les Moreres, o la Peña negra dando testimonio de la ocupación de estas tierras por el hombre desde hace más de 30.000 años. También en el término municipal de Crevillente se encuentra el Parque Natural del Hondo espacio lacustre frecuentado por muchas especies de aves sobre todo durante el invierno.
En definitiva, Crevillente ofrece monumentos, naturaleza y patrimonio histórico y arqueológico que seguro harán pasar uno o varios días muy interesantes a quien visite esta población de la comarca del Bajo Vinalopó.

- Museos de Crevillente

Mapa y soporte gps del recorrido monumental en Crevillente.

© Julio Asunción

Recorrido monumental en Crevillente: mapa y soporte gps

- Recorrido monumental en Crevillente
Aquí tienes el mapa de la ruta propuesta para que pases un gran día en Crevillente visitando sus museos y su patrimonio cultural.
Debajo del mapa tienes el enlace a la ruta en Wikiloc, donde podrás bajarte el recorrido para gps y llevarlo en tu smartphone.



- Soporte del recorrido monumental por Crevillente en Wikiloc.

© Julio Asunción







Dos libros para conocer Navarra

La Guía arqueológica de Navarra nos acerca a la Prehistoria y a la época romana de Navarra. Cuevas donde habitaron los primeros navarros, monumentos megalíticos, villas y ciudades romanas desfilan por sus páginas facilitándonos un viaje al pasado de Navarra.
En 8 planes para conocer Navarra se plantean ocho propuestas donde visitaremos árboles monumentales, bosques excepcionales, seguiremos las huellas de dos de los más importantes reyes de Navarra y descubriremos algunos de los monumentos medievales más desconocidos de Navarra.