EL BRUJO DE BARGOTA


Johanes es el brujo más famoso de Navarra. Era natural de Bargota. En la calle Juan Lobo nació. Vivió entre finales del siglo XV y la primera mitad del XVI. Algunos historiadores lo sitúan en la segunda mitad de este siglo. Se fue a Salamanca a estudiar para sacerdote. Cuando volvió a su pueblo, tras haber aprendido quizás demasiado, se dedicaba a engañar a sus paisanos con trucos de magia y prestidigitación mientras ejercía como cura.
Era gran aficionado a los libros de nigromancia, brujería y ciencias ocultas. De estas lecturas extraía historias que narraba a sus vecinos transformado en el protagonista de sus propias lecturas.
Así les hacía creer que tenía poderes sobrenaturales. De ahí a ser considerado un brujo había sólo un paso. Y de ahí acabar en las cárceles de la Inquisición todavía menos.
En unos divertidos dibujos que hay en el Ayuntamiento se nos explican algunas de las hazañas mágicas que se le atribuían.
Uno de los paneles con las "hazañas" del brujo de Bargota

Aquí tienes algunas de ellas:
- Subía a lo más alto de un cerro, aspiraba con toda la fuerza de sus pulmones, atraía un núcleo de niebla y se sentaba en ella. En esa nube se desplazaba a los akelarres, a Madrid o a San Fermín, según el capricho que tuviera.
- Se decía que aprendió la magia y la nigromancia del mismo diablo en cuevas escondidas.
- Ayudó a Juan Lobo, famoso bandido, a escapar de la justicia convirtiéndolo en un gato negro.
- En un tórrido 16 de agosto se presentó a los vecinos en el atrio de la iglesia. Traía el sombrero y el manto cubiertos de nieve. Exclamó: ¡ Como nieva en Montes de Oca!
- Una vez fue a San Fermín en Pamplona. Al no haber sitio para dormir compartió habitación con el Abad de Otiñaño. Johanes se desenrroscó la cabeza dejándola sobre la mesilla. El abad salió gritando de la habitación presa del horror.
Cuando el Brujo de Bargota se desenrroscó la cabeza

- Johanes pregunto a un arriero de dónde era. Como le contestó mal el brujo le dio un escarmiento. Trasladó por el aire a toda la recua de mulas, dejándola colgada de la torre de la iglesia.
Johanes con la nieve de Montes de Oca
El brujo de Bargota fue denunciado por la Cofradía de Arcabuceros de Torralba por actos de encantamiento y por asistir a akelarres que se celebraban en el Salobre (actual embalse de las Cañas). Allí entraba en trance con ayuda del tinto de Bargota, cosa que no es de extrañar dada la buena calidad del tinto de la zona.
La peor acusación fue la de estar presente en el lugar donde mataron al Conde de Aguilar. Parece que el brujo de Bargota no tuvo que ver con la muerte del noble. Seguramente esto le libró de la hoguera.
Tras cumplir su pena de prisión en las cárceles de la Inquisición de Logroño y tras un sentido arrepentimiento, regresó a Bargota. Allí continuó ejerciendo como cura hasta su muerte.
Curioso personaje propio de una película. Y, de hecho, la tuvo: “La leyenda del cura de Bargota”, dirigida por Pedro Olea en 1989 y protagonizada por Fernando Guillén Cuervo y Lola Forner.
Una escultura recuerda al brujo de Bargota. Se encuentra en una plaza algo alejada de la iglesia. Ya sabemos que la brujería y la Iglesia no se han llevado bien. La escultura de Johanes está rodeada de varios árboles que parecen querer conjurar con su verde naturaleza los poderes místicos de Johanes.
Plaza donde se encuentra la escultura del Brujo de Bargota


Escultura de Johanes de Bargota

En la escultura se representa a Johanes, con serio ceño. Está acompañado de un gato. Y aunque la piedra de la escultura no tiene color todos sabemos que el gato es negro.
Por cierto. Cuando visité el pueblo me crucé dos veces con un gato negro. No pude más que pensar en el brujo o en su amigo Juan Lobo.
Pero no es la escultura el mayor homenaje que sus paisanos han hecho al más famoso de los bargotanos. Bargota es el único municipio de Navarra, de España y quizás del mundo, que en su escudo municipal lleva un brujo. El brujo de Bargota.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Libros para conocer Navarra

La Guía arqueológica de Navarra nos acerca a la Prehistoria y a la época romana de Navarra. Cuevas donde habitaron los primeros navarros, monumentos megalíticos, villas y ciudades romanas desfilan por sus páginas facilitándonos un viaje al pasado de Navarra.
Tesoros del arte y de la historia de Navarra es un recorrido guíado donde conoceremos las historias y las curiosidades de 25 de las obras de arte y objetos históricos más importantes de Navarra.
Pueblos guerreros de Navarra es una guía arqueológica para conocer los castros vascones, celtíberos y berones de Navarra
Lugares de Navarra que te gustará conocer te acerca a pueblos y enclaves poco conocidos, que no salen en las guías turísticas habituales pero que seguros que te van a sorprender.
En 8 planes para conocer Navarra se plantean ocho propuestas donde visitaremos árboles monumentales, bosques excepcionales, seguiremos las huellas de dos de los más importantes reyes de Navarra y descubriremos algunos de los monumentos medievales más desconocidos de Navarra.