.
.

HÓRREO DE IRACHETA

 
El hórreo de Iracheta es un monumento único del románico de Navarra. Es el hórreo más antiguo de la Navarra y uno de los más antiguos de España. Es también un testigo de la importancia que en la economía de la Edad Media tenía el mundo rural. En esa época los hórreos debieron ser muchos más en número pero hoy han desaparecido. Eran utilizados para almacenar y proteger el grano de la humedad, de los ratones y otras plagas. El hórreo de Iracheta ha aguantado el paso de los siglos debido a lo robusto de su construcción. Generalmente los edificios de este tipo eran de madera, por lo que no han soportado el paso del tiempo.

Iracheta se encuentra al sur de Pamplona. Hasta el pueblo se llega desviándonos de la N-121 a la altura de Garínoain para tomar la carretera NA-5100. Iracheta está a las faldas de la sierra de Alaitz, en un hermoso lugar. El hórreo se encuentra en el mismo centro del pueblo, muy cerca de su iglesia parroquial.

La potente masa del hórreo de piedra tiene 69 metros cuadrados y mide algo más de nueve metros de largo por casi ocho de ancho. Se levanta sobre diez arcos de medio punto que se apoyan en pilastras que elevan el cuerpo del hórreo para proteger los alimentos y el grano de la humedad del suelo. La contundencia del cuerpo alto del hórreo contrasta con la ligereza de los arcos que lo sustentan. Grandes losas sobresalen de las pilastras para evitar que los roedores pudieran llegar al grano almacenado. Se accede al interior del hórreo por una escalera de piedra que en su parte superior queda separada de la entrada también para proteger lo almacenado de las alimañas.

Hay autores que han visto una clara influencia del prerrománico asturiano en el hórreo de Iracheta llevando su datación nada menos que a los siglos IX o X. De ser así sería el hórreo más antiguo de España. ¿Cómo pudo llegar esta influencia de la arquitectura asturiana a Navarra? Quizás fruto de los enlaces matrimoniales entre reyes asturianos e infantas navarras. Otros autores datan al hórreo de Iracheta en los años finales del siglo XI o en la primera mitad del XII, en época románica.

Otro interrogante es la razón por la cual se construyó un hórreo en piedra, mucho más costoso que los de madera. Probablemente se deba a los propietarios del mismo, que fueron instituciones importantes de Navarra. Así, el hórreo de Iracheta perteneció al monasterio de Irache y luego a la Corona de Navarra. A finales del siglo XII paso a ser propiedad de los caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén. En el hórreo se almacenaban las rentas pagadas en grano a la Iglesia y a los reyes por los pueblos de la zona.
Pocos edificios civiles románicos se han conservado. Es una verdadera suerte tener en Navarra uno de los más singulares de la Península Ibérica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dos libros para conocer Navarra

La Guía arqueológica de Navarra nos acerca a la Prehistoria y a la época romana de Navarra. Cuevas donde habitaron los primeros navarros, monumentos megalíticos, villas y ciudades romanas desfilan por sus páginas facilitándonos un viaje al pasado de Navarra.
En 8 planes para conocer Navarra se plantean ocho propuestas donde visitaremos árboles monumentales, bosques excepcionales, seguiremos las huellas de dos de los más importantes reyes de Navarra y descubriremos algunos de los monumentos medievales más desconocidos de Navarra.