.
.

LA PASIÓN – La Resurrección – Museo de Navarra (3/3)

La Resurrección - Juan Oliver - Museo de Navarra
Anterior:
- LA PASIÓN – La Flagelación y el Camino del Calvario (1/3)
- LA PASIÓN –La Crucifixión (2/3)

En el nivel inferior se representa el Santo Entierro y la Resurrección de Cristo.

A la izquierda el Santo Entierro. Allí vemos como el cuerpo inerte de Cristo es depositado en el sepulcro por José de Arimatea y Nicodemo. Junto a ellos están San Juan y la Virgen y dos Marías.

A la derecha está representada la Resurrección. Se divide a su vez en dos escenas. A la izquierda el ángel enseña a las Marías la mortaja y el sepulcro vacio. A la derecha vemos a Cristo triunfante de la muerte, Cristo resucitado portando el estandarte de la victoria.

Debajo de las escenas, tanto del Santo Entierro como de la Resurrección vemos a los soldados que vigilan el sepulcro. Anacrónicamente están vestidos con armaduras propias de la época en que se realizó el fresco, s.XIV. A la izquierda, bajo el Santo Entierro vemos a los soldados despiertos, en alerta. En cambio a la derecha, bajo la Resurrección, les vemos caídos, como muñecos rotos. Salvo uno. El tercero mira entre Soldado - La Pasión de Juan Oliver - Museo de Navarraincrédulo y horrorizado al Cristo resucitado. El pie derecho de Cristo parece pisarlo. Es otra alusión al triunfo de Cristo sobre el mal. Los soldados son lacayos de los poderes terrenales que han llevado a Cristo a la cruz, a la muerte. Cristo prevalece aquí por su enorme tamaño comparado con el del soldado y su pie le inmoviliza fácilmente. Ni las armas ni su armadura le sirven de nada.

La mirada de Cristo resucitado se dirige hacia el espectador. Es el único personaje que mira al observador del cuadro. Interactúa con nosotros. No es pasado, es presente. Nos mira. Vive. Y al mismo tiempo bendice con su mano derecha. Con su pie aplasta el mal. Con su mano bendice a los justos, a los que lo merecen. Toda una enseñanza del pensamiento de la Edad Media.

Cristo resucitado - La Pasión de Juan Oliver - Museo de Navarra El rostro de Cristo es serio y se dispone frontalmente. Recuerda al antiguo Pantocrátor románico, juez omnipotente. Cristo también es aquí el juez que tras su Resurrección va a ser quien premie a los justos y quien condene a los pecadores. Su mirada seria advierte esto a todos los que observan la obra.

Pero la Resurrección es, al mismo tiempo, un triunfo, un motivo de alegría. Esto queda representado en el registro inferior del cuadro. Cinco músicos con diferentes instrumentos celebran la resurrección al tiempo que flanquean cuatro escudos. El primer escudo, el de la izquierda es el del obispo Arnaldo Barbazán, el que dirigía los destinos del la catedral cuando se encargó y realizó esta obra. En la catedral sigue enterrado en la más lujosa capilla del claustro. El segundo escudo es el de los reyes Juana II y Felipe de Evreux reyes de Navarra en ese momento. El tercero es de Gastón II, conde fe Foix y Vizconde de Bearn que era amigo personal del rey Felipe. Por último, sobre el cuarto escudo hay dos interpretaciones. Puede ser el del papa reinante en ese momento, Benedicto XII, o el escudo de Sanchiz de Asiain, el que sería obispo de Pamplona desde el año 1.357.

Musicos y heráldica - La Pasión de Juan Oliver - Museo de Navarra

La Pasión de Juan Oliver es una de las mejores obras de la pintura mural del siglo XIV. Su equilibrio, su simetría, el tratamiento preciso del dibujo, la manera tan bella y elegante de tratar un tema tan dramático convierten a la obra en una de las grandes joyas del arte en Navarra.

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dos libros para conocer Navarra

La Guía arqueológica de Navarra nos acerca a la Prehistoria y a la época romana de Navarra. Cuevas donde habitaron los primeros navarros, monumentos megalíticos, villas y ciudades romanas desfilan por sus páginas facilitándonos un viaje al pasado de Navarra.
En 8 planes para conocer Navarra se plantean ocho propuestas donde visitaremos árboles monumentales, bosques excepcionales, seguiremos las huellas de dos de los más importantes reyes de Navarra y descubriremos algunos de los monumentos medievales más desconocidos de Navarra.