.
.

MONUMENTO A INDÍBIL Y MANDONIO – Lérida - Lleida

Indíbil y Mandonio - Lideres ilergetes - Lleida

 
Localización del monumento a Indíbil y Mandonio Cerca del ayuntamiento de Lérida, y junto al puente más importante que cruza el río Segre, se levanta el monumento al caudillo ilergete Indíbil y a su lugarteniente Mandonio. De los pueblos iberos, los ilergetes fueron los que vendieron más cara su libertad a los romanos. Ocupaban el territorio de lo que hoy son las provincias de Huesca y Lérida principalmente, aunque su influencia llegó a territorios de las actuales provincias de Zaragoza e incluso del norte de Castellón.

Indíbil ha pasado a la Historia como el más destacado entre los iberos. Del caudillo ilergete incluso hablaron en sus escritos historiadores romanos tan cualificados como Tito Livio o Polibio.

Monumento a Índibil y Mandonio - Lérida Indíbil vivió y guerreó entre 258 y el 205 a.C. Combatió contra los romanos, a veces al lado de los cartagineses. Aliado con Asdrúbal Barca, venció a los romanos en la batalla de Castulo. También tuvo enfrentamientos con los cartagineses. Era el difícil equilibrio entre las dos grandes potencias. Todo por mantener la libertad de su pueblo.

Murió en batalla, luchando contra sus enemigos los romanos, tras encabezar una alianza con otros pueblos hispanos en un último intento infructuoso de frenar a los invasores de la Península Ibérica.

Hoy le recordamos en este monumento de principios del siglo XX. El monumento se encuentra en lo que fue una de las ciudades más importantes de los ilergetes: Iltirda, hoy Lérida.

Monumento a Indíbil y Mandonio La escultura se encuadra en la corriente del historicismo, con claras influencias del romanticismo. Los retratos de Indíbil y Mandonio son idealizados, ya que no se ha conservado representación ni retrato de los dos guerreros iberos.

Falcata de Indibil - Lérida En el grupo escultórico vemos a Indíbil flanqueado por su lugarteniente, el más joven Mandonio que porta una lanza. Indíbil alza en la mano derecha la falcata, la temida espada ibera, en gesto de claro simbolismo guerrero. La espada es una  prolongación perfecta de su brazo, lo que transmite la idea de la capacidad experta del líder ibero en su manejo.

En la mano izquierda porta unas cadenas rotas, en referencia a la libertad de su pueblo, que aunque no logró preservar, fue la lucha que guió toda su vida.

Cadenas - Monumento a Indibil y Mandonio - Lérida Las cadenas adquieren el simbolismo del gran amor a la libertad que tenían las tribus prerromanas, aspecto del que dejaron constancia los historiadores romanos de la época y que quedó especialmente ejemplificado en la resistencia de la ciudad celtíbera de Numancia. De alguna manera la escultura de Indíbil y Mandonio se convierte en homenaje no sólo a los iberos, sino también a celtíberos, lusitanos, cántabros y demás tribus de Hispania que lucharon sin éxito por conservar su tierra y su modo de vida ante la superioridad aplastante de las legiones romanas.
 

Si te gusta el senderismo, el arte o la arqueología, prueba a visitar mis otros blogs:

1 comentario:

  1. Hola Julio;
    Te felicito por tu blogg, también soy licenciada en historia y me ha sorprendido gratamente la detallada descripción de estos dos personajes que me saludan cada vez que paseo junto al río Segre.

    ResponderEliminar

Dos libros para conocer Navarra

La Guía arqueológica de Navarra nos acerca a la Prehistoria y a la época romana de Navarra. Cuevas donde habitaron los primeros navarros, monumentos megalíticos, villas y ciudades romanas desfilan por sus páginas facilitándonos un viaje al pasado de Navarra.
En 8 planes para conocer Navarra se plantean ocho propuestas donde visitaremos árboles monumentales, bosques excepcionales, seguiremos las huellas de dos de los más importantes reyes de Navarra y descubriremos algunos de los monumentos medievales más desconocidos de Navarra.