.
.

BATALLA DE SORAUREN Y EL PUENTE VIEJO

Puente de Sorauren - Navarra

Puente de Sorauren -LocalizaciónEl puente viejo de Sorauren salva el rio Ultzama. Se encuentra junto al ramal del Camino de Santiago que viene desde Baztán. Su origen pudo ser romano pero la fábrica que vemos hoy es principalmente medieval. El puente crea una bella estampa junto al pueblo. Es un hermoso monumento en un relajante paraje, pero también guarda una anécdota histórica curiosa.

Lo que hoy es tranquilidad en Sorauren, el día 25 de julio de 1.813 fueron gritos y cañonazos. Lo que hoy son sonidos de pelotazos en el frontón cercano ese día fueros disparos de fusil. Y es que en Sorauren se libró la última batalla importante de la Guerra de la Independencia.

José Bonaparte, Pepe Botella para muchos, el rey intruso para otros, había salido pitando de España tras su derrota en la batalla de Vitoria. Napoleón destituye a su hermano como rey de España como hoy un presidente de gobierno cesaría a un ministro inútil (desgraciadamente esto último no es habitual verlo). El emperador designa al mariscal Soult para que consiga romper el cerco de las fuerzas hispano-británicas sobre Pamplona, que todavía estaba en poder de los franceses. Las tropas francesas cruzan el Pirineo en un último intento de paliar la derrota en la Península Ibérica y al menos liberar a sus compañeros sitiados en la capital navarra. Pero el duque de Wellington, comandante en jefe de las tropas aliadas, no estaba por la labor. Más bien pensaba en enviar a las tropas napoleónicas de vuelta a Francia.

Las tropas de Soult cruzaron los Pirineos venciendo a las fuerzas que se les opusieron en la frontera. Se aproximaban a Pamplona. Pero de Sorauren no pasaron. Aquí, en este tranquilo pueblo que está junto a la carretera que lleva a Baztán, a una decena de kilómetros de Pamplona, las tropas francesas fueron derrotadas. Fue la batalla de Sorauren.

Escenario de la batalla de Sorauren - Guerra de la Independencia - Año 1813

En el puente viejo de Sorauren ocurrió una curiosa escena durante la batalla. Las tropas francesas habían forzado el estrecho que forman las montañas a la salida del pueblo en dirección a Olabe. Cuando los napoleónicos comenzaban a entrar en el pueblo, dicen que Lord Wellington, haciendo gala tanto de la característica flema inglesa como del valor que había acreditado a lo largo de la guerra, permaneció impasible montado en su caballo sobre el puente al tiempo que daba órdenes a sus tropas para que rechazaran el empuje de las tropas napoleónicas.

El puente de Sorauren - Al fondo la iglesia

El Duque de WellingtonEl resultado de la batalla se decidió a favor del Duque de Hierro, como también era conocido Wellington. Aquí en el puente de Sorauren hizo honor a este apodo. Su frialdad y su fino olfato estratégico llevaron a la victoria a las tropas hispano-británicas. Los franceses cruzaron de nuevo la frontera, seguro que maldiciendo el día en que a Napoleón se le ocurrió invadir España. Las tropas sitiadas en Pamplona capitularían al poco tiempo. Napoleón podía olvidar su sueño imperial. La batalla de Sorauren fue el último episodio de la pesadilla que supuso la Guerra de la Independencia para el pequeño corso y sus afanes de grandeza. España fue el principio del fin para Napoleón. El tosco trabuco hispano le había dado un culatazo en la boca a la Grande Armée. Wellington acabaría el trabajo en Waterloo. Pero esa es otra historia.

Puente de Sorauren - Valle de Ezkabarte

Las aguas que pasan bajo el puente viejo ya no son las mismas que hace 200 años se tiñeron de rojo en la batalla de Sorauren. Pero cruzando hoy el puente podemos imaginar a ese elegante señor inglés, de pulcro uniforme que impartía órdenes con maestría y extraño acento mientras el estruendo de los cañones hacía desaparecer el relajante sonido de las aguas del Ultzama.

 

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dos libros para conocer Navarra

La Guía arqueológica de Navarra nos acerca a la Prehistoria y a la época romana de Navarra. Cuevas donde habitaron los primeros navarros, monumentos megalíticos, villas y ciudades romanas desfilan por sus páginas facilitándonos un viaje al pasado de Navarra.
En 8 planes para conocer Navarra se plantean ocho propuestas donde visitaremos árboles monumentales, bosques excepcionales, seguiremos las huellas de dos de los más importantes reyes de Navarra y descubriremos algunos de los monumentos medievales más desconocidos de Navarra.