.
.

EL ESCUDO DE NAVARRA DEL CONVENTO DEL CARMEN - Sangüesa

El convento del Carmen es uno más de los muchos monumentos que posee Sangüesa, una de las localidades más atractivas de Navarra por su extenso patrimonio.
En la última visita que hice a Sangüesa me entretuve mirando las escenas representadas en su fachada: el Nacimiento de Jesús, la Huida a Egipto, la Epifanía, etc. Pero entre las escenas me llamó poderosamente el escudo de Navarra donde se puede apreciar como se han querido representar los eslabones de las cadenas.
La importancia del escudo del convento del Carmen de Sangüesa radica en que es una de las primeras representaciones del escudo de Navarra con las cadenas.



En el catálogo monumental de Navarra encontramos que el Papa Clemente VII autorizó en 1380 el traslado del convento de los carmelitas, que hasta entonces se encontraba fuera de la población, al interior de Sangüesa, al lugar donde hoy se encuentra. Ancil identifica como impulsor del nuevo templo al carmelita Sancho de Ull, obispo de Albarracín y Segorbe, fallecido en 1365. El día 5 de marzo de 1388 se llevó a cabo el traslado al nuevo convento. Esto significa que el convento del Carmen se construyó en la segunda mitad del siglo XIV antes del año 1388 y que su portada fue levantada con anterioridad a esa fecha.

Ello lleva a la conclusión de que la representación del escudo de Navarra de la fachada es del año 1388 o anterior, lo que también concuerda con el posible encuadre cronológico de las escenas esculpidas que lo rodean. Es una prueba más de que las cadenas se incorporaron al escudo de Navarra con anterioridad a la conquista del reino por las tropas castellanas como en otros lugares se asegura.


En ese vídeo explico como se formó el escudo de Navarra a partir de un escudo utilizado por reyes de dinastías francesas que reinaron en Navarra. A este primer escudo se incorporaron posteriormente las cadenas ganadas como trofeo por el rey Sancho VII el Fuerte en la batalla de Las Navas de Tolosa, en 1212.



Todo parece indicar que la incorporación de las cadenas al escudo se produjo en el siglo XIV, tiempos en que se tenía plena conciencia de la importancia de la batalla de Las Navas de Tolosa en el devenir de la Península Ibérica y de la crucial participación de los navarros en la misma. Esta participación de los guerreros navarros que llevó a la victoria a las tropas cristianas era sin duda un galardón de honor y gloria para los navarros del siglo XIV que quisieron que el recuerdo de tal hazaña perdurara para siempre en su escudo.

En este artículo trato sobre otra representación antigua del escudo de Navarra, en el monasterio de Oña. El escudo de Oña es del siglo XIII o XV, aunque yo me inclino más por este último siglo.
- Las cadenas de Navarra en Oña.
En estos otro artículos puedes profundizar más sobre el escudo de Navarra


© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com

IGLESIA ROMÁNICA DE SANTA MARÍA DE ARCE - Navarra

Iglesia de Santa María de Arce - Capiteles
La iglesia de Santa María de Arce se encuentra aislada a poca distancia del pueblo de Nagore. Está en el valle de Arce, un lugar alejado de las rutas turísticas pero que tiene pequeñas joyas como esta iglesia románica, que es uno de los ejemplos más interesantes del románico rural de Navarra.



Para llegar a ella desde Pamplona hay que dirigirse a Aoiz y luego tomar la carretera que desde Aoiz lleva a Roncesvalles. Tras pasar el pueblo de Nagore a la derecha sale un desvío para Oroz-Betelu. A poco de tomar este desvío a la derecha sale una pista asfaltada que nos lleva a la iglesia de Santa María de Arce.

Iglesia de Santa María de Arce - Valle de ArceEl hecho de estar la iglesia retirada de población, pérdida en el campo, le da más encanto. Seguramente por la calidad de su escultura debió ser la iglesia de un señorío feudal que controlaba varios pueblos del valle en la Edad Media. Hoy sólo queda la iglesia creando un rincón sumamente bello, donde la piedra tallada hace siglos se levanta rodeada de vegetación que parece querer ocultar el templo.

En la compacta arquitectura de la iglesia, con hermoso ábside semicircular, destaca la escultura que adorna los capiteles de la entrada y los canecillos del tejado.

La entrada al templo es la entrada al mundo divino. Por eso en los capiteles que la flanquean vemos a Cristo en la mandorla, la almendra divina que simboliza la majestad del Salvador. Es una iconografía plenamente románica. En los capiteles también están representados los apóstoles. Podemos hacer la siguiente lectura: la imagen de Cristo en majestad y los apóstoles nos reciben en el templo, la Casa de Dios. En cambio, fuera del ámbito sagrado se refugia el mal. Un mal representado en las figuras que adornan los canecillos. Y es precisamente en los canecillos, donde el artista medieval hace uso de una mayor libertad, imaginación y simbolismo para representó el mal y a los pecadores.

Cristo la mandorla - Iglesia de Santa María de ArceApóstoles - Iglesia románica de Santa María de Arce
Diablo de aspecto precolombino - iglesia de Santa María de Arce
Vemos representados a varios monstruos y demonios. Uno de ellos devora a un ser humano (castigo del pecador). Otro llama la atención porque parece enteramente uno de esos maléficos dioses-demonios que aterrorizaban a los mayas y a los aztecas. Este parecido con los dioses de las culturas precolombinas es pura coincidencia, pero no por ello deja de ser curioso. Cuando se construyó la iglesia de Santa María de Arce, en el siglo XII o principios del siglo XIII, todavía quedaban 300 años para el descubrimiento de América.

Entre los dos demonios vemos a un hombre que bebe ansioso de un gran barril. Es un crítica al pecador que abusaba de la bebida, es decir, al borracho. Entre el “demonio precolombino” y el borracho una escultura muy interesante. Dos hombres desnudos sentados juntos y cruzando sus brazos. Podría ser una crítica a la homosexualidad, muy mal vista en esos tiempos oscuros del Medievo. Un canecillo en el que se puede ver también esta visión de la homosexualidad como pecado podemos verlo en la iglesia de San Esteban de Eusa.

Bebedor - Iglesia de Santa María de ArcePareja - Iglesia románica de Santa María de Arce
Hombre masturbándose - Iglesia de Santa María de Eusa
Otro de los canecillos está claramente ligado a una crítica a la sexualidad. En el ábside llama poderosamente la atención un personaje que claramente se está masturbando. Este tipo de representaciones de sexualidad tan explícita siempre nos sorprenden. No podríamos entender una iglesia moderna con este tipo de representaciones.

En otros canecillos vemos a músicos, actividad que tampoco era muy bien vista en aquellos tiempos ya que se asociaba al libertinaje, al abandono al placer y por tanto también al pecado.

Canecillos de la iglesia románica de Santa María de Arce
Demonio - Iglesia de Santa María de Arce

Algún monstruo más habita en estos canecillos para sorprendernos. En el centro del ábside hay uno que parece lucir unos pequeños cuernos. ¿Es el diablo? Sólo el artista que hace más de 800 años esculpió la piedra de Santa María de Arce lo sabe.

Más románico rural en Navarra:
- Iglesia de San Martín de Artáiz.
- Iglesia de Santa María de Eusa.

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com


CUEVA DEL MEDIODÍA–Monte Arabí- Yecla

Cueva del Mediodía - Yecla
Cueva del Mediodía - Localización
La cueva del Mediodía se encuentra en la ladera Este de monte Arabí. El monte Arabí es conocido como “La Montaña Sagrada”. Las pinturas rupestres de la cueva del Mediodía es uno de los lugares que demuestran que esta montaña ha sido un lugar muy especial desde hace milenios.

El santuario prehistórico se encuentra en un extremo de un gran abrigo rocoso fácilmente visible desde la pista que rodea por el Este la montaña. Una corta ascensión desde la pista nos pone en menos de cinco minutos junto a las pinturas. Las coordenadas de la Cueva del Mediodía son: 30S 649796  4284525. Una verja protege el conjunto de arte rupestre, pero no impide su contemplación ya que entre la verja y la pared de la cueva no hay sólo tres metros de distancia.



Aquí acompaño el calco de las pinturas de la Cueva del Mediodía que Breuil hizo en su día. Hoy no se aprecian claramente todas las pinturas dibujadas en el calco por el arqueólogo, pero si se pueden ver claramente varias esquematizaciones de seres humanos que se mezclan con otros misteriosos seres tentaculados.

DSCF10767

¿Qué significado tenían estas extrañas representaciones? Una de las teorías más interesantes sobre el sentido del arte rupestre es la teoría chamánica. Los que serían sacerdotes y líderes espirituales de la tribu, los chamanes, representarían en las paredes de los abrigos las extrañas formas que veían en sus trances rituales. Estos trances eran la conexión con el más allá, con el mundo espiritual. El chamán era el intérprete de estos signos, que, como emanación espiritual de los dioses, pasaban a ser sagrados, así como los lugares donde eran representados.

DSCF10764

Todavía los expertos no se ponen de acuerdo con la cronología del arte esquemático. La mayoría de la comunidad científica las fecha en el Neolítico, hace 5.500 años en la Península ibérica, si bien se podrían extender hasta la Edad del Bronce, hace 3.000 años.
Dese el abrigo las vista se extiende hacia el Oeste kilómetros y kilómetros sobre el altiplano de Yecla.

Panorámica desde la Cueva del Mediodía - Monte Arabí

¿Cuántas veces el sol al desaparecer por el horizonte iluminó con tonos rojizos escenas de ritos ancestrales en el gran abrigo de la Cueva del Mediodía? En esos momentos crepusculares la gran visera rocosa se sigue convirtiendo en un templo imponente creado por la mejor escultora: La Naturaleza.

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com










BERIÁIN Recorrido monumental


Beriáin es un pueblo de 3.874 habitantes (2014) que se encuentra en la Cuenca de Pamplona. Empezó siendo una pequeña población dedicada a la agricultura, pero posteriormente creció gracias a su dedicación a la minería. Actualmente, su cercanía Pamplona, ha convertido a la localidad en una moderna población residencial. Muchos de sus habitantes trabajan en Pamplona. Beriáin cuenta hoy con todo tipo de servicios, y además se encuentra a tan solo 5 minutos en coche del mayor centro comercial de Navarra. 


Beriáin no entra en los recorridos turísticos, pero también tiene atractivos que merecen una visita. La localidad se divide en dos barrios, el casco viejo, origen de la población, y el casco nuevo, llamado antiguamente poblado de Potasas, cuyo origen está el auge de la minería dentro de la economía de la localidad.
El recorrido monumental lo podemos empezar por el casco viejo dónde se encuentra la Iglesia de San Martín, el monumento más antiguo de Beriáin. También en el casco viejo podremos ver caserones antiguos algunos de ellos con blasones en su fachadas.
En el casco nuevo se encuentra la Iglesia de Santo Cristo del Perdón, del siglo XX, En su interior destaca el gran crucificado, uno de los mayores crucificados de Navarra. La iglesia se encuentra en la plaza Larre que es el centro neurálgico de la población.
En el casco nuevo también podemos ver la ermita de Santa Bárbara, una curiosa ermita con forma de boca de mina y que recuerda la dedicación a la minería que tuvieron muchos de los habitantes de Beriáin. En su interior podemos ver una imagen de Santa Bárbara, patrona de los mineros, junto a los cascos de mineros que en la procesión de Santa Bárbara lucen los portantes del paso. 
Otro de los monumentos de Beriáin que recuerdan la importancia que tuvo la minería para la población es la escultura a los mineros, que se encuentra en los jardines que hay junto al polideportivo.
En el monumento se representa a un minero empujando un vagón en la entrada de la mina. En la escultura se ha representado muy bien el duro trabajo de estos hombres que se buscaban la vida en las entrañas de la tierra. 
Entre el casco nuevo y el casco viejo de Beriáin estaba una de las necrópolis medievales más grandes de España. La necrópolis de San Esteban. Hoy de la necrópolis quedan sólo como testimonio tres tumbas. Sobre la necrópolisde San Esteban tienes más información en este enlace. 

Para el final hemos dejado el que quizás es el mayor atractivo de Beriáin. La Balsa de La Morea, un lago recrecido artificialmente perfectamente preparado para el paseo y que también en verano puede utilizarse para el baño. La foto que encabeza el artículo da fe del encanto del del paraje. En este enlace tienes másinformación sobre la balsa de La Morea. 
En definitiva, Beriáin es una localidad de tamaño mediano muy agradable para el paseo, perfectamente comunicada, con todos los servicios, pero también con un patrimonio natural y monumental que no se olvida de recordar la historia de la villa.

VILLAVA Recorrido monumental

Escuela de Peritos agrícolas
Villava es la décima localidad más poblada de Navarra según el padrón de habitantes de 2014 con 10.211 habitantes. Esto se debe en gran parte por encontrarse junto a Pamplona. De hecho, muchos de sus habitantes trabajan en la capital navarra.

Seguro que a muchos el nombre de Villava les resulta familiar por ser Villava la ciudad de nacimiento de Miguel Indurain el mejor ciclista español de todos los tiempos. La ciudad recuerda a su más famoso vecino con una escultura en una de sus avenidas principales pero Villava tiene más atractivos que ofrecer al visitante.



Entre sus monumentos principales están dos vistosos palacetes de principios del siglo XX: La Escuela de Peritos agrícolas de 1912 y el edificio Besta Jira hoy iglesia y que en principio fue concebido como casino-restaurante. Ambos monumentos fueron diseñados por José Yárnoz.

Edificio Besta Jira
Casa Motza
Tras ver estos edificios, que se encuentra en la parte moderna de Villava, nos trasladaremos al centro de la localidad que se distribuye alrededor de la calle Mayor donde todavía hoy pasa el Camino de Santiago. Allí encontramos la casa Motza un palacio renacentista del siglo XVI donde destaca su portada donde se representan dos personajes, seguramente los que fueron propietarios de la casa cuando se construyó la portada.
En la moderna iglesia de San Andrés se encuentran los patrones de la localidad: San Andrés y la Virgen del Rosario.

Iglesia de San Andrés

Junto a la iglesia está el ayuntamiento, la plaza principal y el frontón, aquí encontramos el monumento al fundador de la ciudad de Villava: el rey Sancho VI el sabio.
Detrás de la iglesia hay un pequeño y agradable parque.  Podemos acabar la visita siguiendo la calle Mayor hasta su final. Allí se encuentra el Batán de Villava donde antiguamente se trabajaba para mejorar la calidad de las telas mediante el golpeado repetido de estas aprovechando la fuerza del agua del río. Hoy es un ameno centro de interpretación del parque fluvial y de los antiguos usos industriales del río.
También aquí, pero ya perteneciente al término de Arre (municipio de Ezcabarte), podemos ver el hermoso puente medieval por donde los peregrinos atraviesan el río Ultzama desde hace siglos.

Puente de Arre
Junto al puente esta el albergue de peregrinos y ermita de la Trinidad de Arre cuyo origen está en el siglo XII. Y si tenemos más ganas de andar desde esta zona del río podemos seguir el parque luvial un extenso paseo que a orillas de los ríos Ultzama y Arga nos llevará hasta Pamplona distante 5 km de Villava.


EDIFICIO SINGULAR - El edificio más alto de Navarra


 Navarra no se distingue precisamente por tener edificios de gran altura. Mientras en la Comunidad Valenciana, por ejemplo, tienen casi 300 edificios que superan los 70 metros de altura, en Navarra sólo hay uno que alcanza los 70 metros: el Edificio Singular de Pamplona. De hecho Navarra es la comunidad con menos edificios altos de España. También se podría decir que Navarra carece de rascacielos si tomamos como definición de rascacielos la que dice que rascacielos es aquel edificio que supera los 100 metros de altura.


El Edificio Singular fue construido entre los años 1971 y 1976 según proyecto de un estudio de arquitectura con sede en Madrid. Los responsables del proyecto fueron Manuel Jaén Albaitero, Miguel Ángel Ruiz-Larrea, Luis Lozano Giménez y Manuel Jaén de Zulueta.
El edificio lo forman varias torres destacando las dos principales de 20 pisos de altura. Su ubicación es perfecta. Está muy cercano al centro histórico y junto a la Ciudadela de Pamplona, que es al mismo tiempo uno de los monumentos principales de la ciudad y una de las zonas verdes más concurridas por los pamploneses.
El Edificio Singular desde la Ciudadela de Pamplona
Es curiosa la estructura de pilares a la vista de la parte inferior del edificio, que contrasta en su ligereza con el aspecto robusto del edificio. Este aspecto robusto, casi como si fueran dos torres de una fortaleza, combina muy bien con la cercanía de la Ciudadela de Pamplona, fortaleza renacentista. Como se puede ver en la foto el color del Edificio Singular se mimetiza con el de la piedra con la que está construida la Ciudadela de Pamplona. De esta manera las torres del Edificio Singular se convierten en la lejanía en las torres principales o de homenaje del gran castillo que es la Ciudadela de Pamplona, lo que da cierta épica a la moderna construcción. También este mimetismo de color suaviza el contraste entre la tipología horizontal y semi-excavada en el suelo de la Ciudadela y la verticalidad de las torres del Edificio singular. 
En definitiva, el edificio singular es desde hace 40 años el edificio más alto de Pamplona y de Navarra, lo que le da un carácter especial y lo convierte en otro más de los muchos atractivos que tiene la capital de Navarra.

SANGÜESA Recorrido monumental


Sangüesa es una de las localidades más interesantes de Navarra debido a su gran riqueza monumental. Sangüesa se encuentra junto al río Aragón, río que la antigüedad más de un susto ha dado a la ciudad con sus inundaciones.
Recomiendo aparcar antes de cruzar el río. Además de no tener problemas de aparcamiento podremos atravesar el puente de hierro a pie, mucho más interesante que hacerlo en coche. Además, así podremos contemplar el contraste entre la modernidad y lo medieval, representados por el moderno puente de hierro, muestra de la arquitectura industrial de finales del siglo XIX y el campanario medieval de la iglesia de Santa María.


Nada más cruzar el puente de hierro que cruza el río Aragón nos encontramos con la principal joya artística de Sangüesa. La fachada de la iglesia de Santa María. Es una joya del románico de la que se podría decir que es la portada románica más importante de Navarra, comunidad por otra parte abundante en templos románicos. En la fachada veremos la intervención de varios artistas que nos llevarán desde una representación del juicio final a un curioso Judas ahorcado pasando por la representación de oficios y Apóstoles. Una muestra de escultura románica que hará las delicias a cualquier amante del arte medieval.


Seguiremos la visita por el Ayuntamiento, situado en la calle principal de la localidad, la misma en la que se encuentra la iglesia de Santa María. 
El edificio del Ayuntamiento se eleva sobre arcadas que permiten pasar a la plaza en cuyos extremo opuesto se encuentra otro de los principales monumentos de Sangüesa, el Palacio del Príncipe de Viana  que fue construido entre los siglos XIII y XIV y hoy es la biblioteca de Sangüesa, un lugar histórico para leer y aprender historia.


Tras ver el Palacio del Príncipe de Viana conviene volver a la calle Mayor, para luego desviarnos a la derecha y acercarnos al Palacio de Vallesantoro, un importante edificio civil del siglo XVII donde destaca el espectacular alero y su puerta de entrada flanqueada por columnas salomónicas y coronada por un vistoso escudo heráldico.

El siguiente punto de interés es la iglesia de Santiago, que se encuentra enfrente del antiguo albergue de peregrinos. La iglesia de Santiago nos recuerda que Sangüesa está el Camino de Santiago aragonés tttrrel que entra en la Península Ibérica desde Francia por el puerto de Somport. La iglesia de Santiago es una de las primeras iglesias góticas de Navarra. En ella encontramos una curiosa e importante imagen de Santiago en piedra, además de un crucificado qué destaca por su realismo.
Seguimos el recorrido visitando la Iglesia de San Salvador con su fachada enmarcada por un interesante atrio y su portada gótica con la representación del juicio final. 
El siguiente punto de visita es el convento del Carmen. Lo ideal es encontrarlo abierto para que podamos disfrutar de su claustro, en su fachada gótica también podemos ver esculpidas varias representaciones entre las que destaca la representación de un escudo de Navarra que puede ser una de las representaciones más antiguas del famoso escudo de las cadenas que representa a la Comunidad Foral. 
Todavía Sangüesa tiene más que ofrecer. Otros palacios se distribuyen por sus calles, o también podemos acercarnos al convento de San Francisco, o al portal de Carajeas hoy en ruinas. 
En las afueras de la ciudad merece acercarse a la ermita de San Adrián de Vadoluengo, una pequeña y encantadora ermita románica que se encuentra en medio de unos jardines donde se respira tranquilidad y paz.


En definitiva, Sangüesa es visita obligada en Navarra. Sangüesa, la que nunca faltó, tal es el lema que reza en su escudo, tampoco faltará en ofrecernos atractivos, regalándonos una mezcla de arte románico, gótico y barroco que seguro dejará en la memoria del visitante un hermoso recuerdo.


Dos libros para conocer Navarra

La Guía arqueológica de Navarra nos acerca a la Prehistoria y a la época romana de Navarra. Cuevas donde habitaron los primeros navarros, monumentos megalíticos, villas y ciudades romanas desfilan por sus páginas facilitándonos un viaje al pasado de Navarra.
En 8 planes para conocer Navarra se plantean ocho propuestas donde visitaremos árboles monumentales, bosques excepcionales, seguiremos las huellas de dos de los más importantes reyes de Navarra y descubriremos algunos de los monumentos medievales más desconocidos de Navarra.

Datos personales

Mi foto
Historiador y guía turístico. Autor de "Guía arqueológica de Navarra", "8 planes originales para conocer Navarra" y coautor de "Cuando las cosas hablan". Colaborador de las revistas "Conocer Navarra" y "Pyrenaica". Youtuber con más de 1.000 vídeos de contenido cultural. He publicado más de 300 rutas senderistas en la red con más de 2.700 kilómetros de recorridos.